Sumar, no sustituir: suplementación alimentaria para la práctica del ciclismo

Por un Señor de Toledo.- El valor del entrenamiento para el ciclismo es indudable, indiscutible y la base para la mejora del rendimiento. Esto es básico, es el ‘padre de nuestro’ de todos aquellos que gustan de montar en bici y de progresar en esta disciplina.  Ahora bien, el entrenamiento no es  la cuestión que queremos abordar en este post, y sí que lo es la conveniencia e importancia de la suplementación alimentaria para el ciclista.

Para empezar, vamos con una cuestión básica que el propio nombre le otorga y nos da muchas pistas… Suplementación, efectivamente, estamos haciendo referencia a un suplemento a algo que hay que sumar, no a la base de lo que es la alimentación en sí. Me explico, los suplementos tienen que venir a sumar y completar lo que la alimentación diaria nos ofrece, en ningún caso, tienen que sustituir. La base de una buena salud, de un buen estado de forma y la mejor alimentación es una dieta sana y equilibrada, unos hábitos de comida saludables que marquen el día a día de la persona. Aquí entra en juego lo que tantas veces se ha dicho y es una gran verdad, la conveniencia de la dieta mediterránea, rica y variada. Ese es el mejor consejo que os podemos dar en este sentido.

La suplementación cada vez más presente en el aficionado al ciclismo
La suplementación cada vez más presente en el aficionado al ciclismo

Suplementación sí, pero con la supervisión del profesional

Con una buena alimentación, la que cada cual tenga por costumbre o marcada por los profesionales de la alimentación, como base vamos a hacer referencia a la suplementación. A los complementos que podemos tomar para mejorar nuestro rendimiento sobre la bicicleta.

Advertimos al lector que para tener un plan específico y personal sobre suplementación tienen que consultar con un profesional, ya que lo que nosotros vamos a ofrecer son pautas generales acerca de suplementación ‘legal’. Entendiendo legal aquella que se vende bajo la supervisión y con todos los controles de calidad en regla y que no resulten perjudiciales para la salud.

Como norma general, cuando aumentamos la exigencia de los entrenamientos y queremos aumentar nuestro rendimiento sobre la bicicleta, la suplementación alimentaria nos va a ayudar a llevar mejor esta carga y que nuestro cuerpo esté más preparado para afrontar estos esfuerzos extras. Es muy importante que cada uno tenga claro el terreno o la faceta que quiere mejorar o potenciar, ya que de esto dependerá mucho el tipo de suplementación que incorporar a su alimentación.

Proteínas, geles recuperadores, hidratos de carbono, barritas energéticas, aminoácidos, magnesio, potasio, bebidas isotónicas con sales minarles y electrolitos: todos estos elementos son considerados  como parte de la suplementación y cada  uno de ellos cumple unas funciones diferentes.

La intensidad de los esfuerzos y la duración de los mismos serán facetas decisivas a la hora de determinar qué tipo de suplementación conviene a cada ciclista. La oferta es amplísima en Internet y no es difícil encontrarse con algunos descuentos en suplementos que resultan atractivos. Nada tiene de malo aprovecharlos, buenos son si se usan con cabeza.

Eso sí, queremos recalcar que cuando busquemos un asesoramiento integral y personal acerca de la suplementación deportiva que tenemos que seguir, nuestro consejo es dirigirse a un profesional, ya que él valorará nuestro caso y circunstancias personalmente y nos dará la respuesta más adecuada. Sumar, nunca sustituir. Ésa es la clave del éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies