La gran victoria que Omar Fraile arrebató a Rui Costa

Por Techo Díaz.- Pocos días se ven etapas como la de hoy en el Giro. Etapa de media montaña, con varios puertos en medio y un líder sólido que arrasa en la cronos pero no tiene un equipo sólido para defenderle. Y que ya tiene experiencia en perder grandes rondas el penúltimo día. Los rivales lo saben y no han dejado escapar la primera ocasión de hacerle daño.

Movistar ha jugado al ajedrez colando a tres hombres en una fuga numerosísima (Rojas, Herrada y el peligroso Amador) y desentendiéndose por tanto de acabar con la fuga. También Nibali tenía gente (entendemos que Visconti es de su equipo) y algún otro rival peligroso como Tanel Kangert se había colado en el grupo. Aparte de ellos, outsiders de calidad como Monfort, Rolland, Rui Costa, Mikel Landa, Igor Antón, Omar Fraile…

El equipo del líder estuvo obligado a tirar desde el minuto uno. Y salvo alguna colaboración puntual del FDJ de Pinot y del Trek de Mollema estuvo completamente solo. Y adelante no aflojaban. El ritmo fue tal que al último puerto llegaron solo 11 corredores en el grupo de Dumoulin. Y allí le atacaron, sin éxito, Thibaut Pinot y Vincenzo Nibali. Al final, todos juntos en meta con el rosa completamente a salvo, pero el equipo del líder completamente destrozado. Y aún queda medio Giro.

Y por si esta batalla no fuese suficientemente bonita, adelante teníamos otra aún más encarnizada por la victoria de etapa. Mikel Landa y Omar Fraile se marcharon a las primeras de cambio y llegaron a tener una renta que les hizo soñar con la etapa. Compartían Coca-Cola y sentían que si colaboraban, iba a ser posible. Pero no lo fue. Les cazaron al inicio del último puerto.

Es que atrás venía gente muy buena en este tipo de etapas, con perfil de clásica y hechuras de mundial. Uno de ellos, Pierre Rolland, dio un fuerte hachazo y se fue para arriba en solitario. Y cuando nadie lo esperaba, Omar Fraile saltó a por él. Y le superó. No solo se quedó los puntos de la montaña sino que se lanzó a tumba abierta en el descenso.

Otra vez delante. Pero no iba a ser por mucho tiempo. Rui Costa saltaba del grupo de los gallos perseguidores (que no eran mancos ni rodaban despacio) y les dio caza. Cuando te pilla un tío tan bueno en los alrededores de Florencia sabes que estás perdido. Además, de tanto mirarse les alcanzó el estonio Tanel Kangert, otro duro rival.

Y allí empezó el juego de miradas y sangre fría. Costa intentando ir a rueda de Fraile, Fraile vigilando al portugués, Rolland atacando a la desesperada…

Es muy difícil en este tipo de batallas ganar a Rui Costa. De hecho, quizás no valga para la general, pero es (o fue) el mejor del mundo en este tipo de llegadas. Mas si, como Fraile, has estado todo el día rodando por delante, desgastándote con un Mikel Landa que al final pagó el esfuerzo de la escapada. Y sin embargo lo hizo. Fraile ganó a Costa en un sprint con aroma de mundial.

Si no tuvieron la suerte de verlo en directo, pónganse este video. Es emocionante y mágico. Así fue el final que convirtió a Omar Fraile en el héroe del día. 

Maillot ciclismo Geometric
Maillot Geometric. Haz click en la imagen para reservar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies