Probamos Fitbit Alta HR, la pulsera que te espía mientras duermes

Por Techo Díaz.- España es el tercer país del mundo donde peor se duerme. No es ninguna sorpresa, nos gusta más la fiesta que a un tonto un lápiz, la noche es fresquita y agradable y el prime-time en TV está diseñado para que no te vayas a la cama antes de la una si quieres saber si el bueno sigue con vida en el próximo capítulo. Cenamos tarde y mal, y tenemos unos horarios de comida y de trabajo más antieuropeos que el Brexit.

Vamos a nuestro rollo y eso es parte de nuestro carácter, de nuestro archiconocido “Spain is different”. Y tan mal no nos va, oiga. Tenemos millones de turistas, sol, dieta mediterránea y una sana afición por el deporte. Pero hay una cosa que se nos da fatal: dormir,

Según datos de la empresa Fitbit, solo en Japón y Corea se duermen menos horas que en España. Y eso sí que es malo para la salud. Caras largas por la mañana, atascos, insultos desde los coches, empujones en el metro, falta de productividad en el trabajo… Es todo bastante evidente, pero además los últimos estudios abundan mucho en ese aspecto tan descuidado de nuestra vida. Nos preocupamos cada vez más de la nutrición y del deporte, pero nos olvidamos de algo fundamental que supone, o debería suponer, una tercera parte de nuestra vida: el sueño.

También, por supuesto, para los ciclistas. Preparar un triatlón, acabar una transpyr, marcarse un everesting o simplemente salir en bici por la Casa de Campo y no morir en el intento se hace mucho mejor si has dormido bien, y el nuevo invento de FitBit te ayuda a planificarlo. La compañía, líder mundial en categoría de wearables, acaba de sacar al mercado su modelo Alta HR, especializado en medir las fases del sueño.

fitbit para ciclistas

Se trata de una pulsera extrafina que mide muchas cosas: el pulso cardíaco, los pasos realizados a lo largo del día, las calorías quemadas, el ejercicio (registra especialmente bien el ciclismo de carretera, el running y la bicicleta elíptica), la alimentación, la hidratación y sobre todo el sueño. La gran ventaja de un dispositivo de este estilo es precisamente que te monitoriza todo el día. Así puedes extraer datos comparativos entre semanas, días y meses que te permiten planificar tu entrenamiento. ¿Pesado? La verdad es que no lo notas, y menos en este modelo extrafino. Precisamente al llevarlo como un reloj te olvidas de que existe.

Salvo que, como suele pasar, te enganches con las estadísticas. La pulsera se sincroniza con una app y en la pantalla del teléfono puedes ahora consultar en cualquier momento los datos completos de tu día. Quizás sea la novedad, pero debo confesar que en los tres días que lo llevo puesto, lo primero que hago por la mañana es consultar las fases de mi sueño.

La app, desarrollada por expertos en Sueño de las universidades de Johns Hopkins, Stanford y Arizona, analiza la forma en que dormimos, dividendo nuestro período de descanso en cuatro fases:

  • Sueño ligero: tiene lugar durante la noche y son importantes para la memoria y el aprendizaje. Además, permiten al cuerpo recuperarse de la actividad del día. Para la mayoría de la gente supone el 50-60% de la noche.
  • Sueño profundo: promueve un sistema inmunitario sano y el crecimiento y reparación de los músculos. Para la mayor parte de la gente supone entre el 10 y el 15% de la noche (dependiendo de la edad).
  • Sueño REM es el momento en el que más se sueña. Es importante para la recuperación mental y la formación de la memoria. Para la mayoría es el 20-25% de la noche. La mayor parte de la fase REM ocurre al final de la noche, y es normalmente la fase que se corta cuando las horas de sueño decrecen.
  • Periodos despierto (pueden ser entre 10 y 30 veces) son normales en el ciclo del sueño cada noche.

Y sí, engancha. Hasta hoy nunca había sabido cómo dormía y me tranquiliza saber que, al menos las tres primeras noches, mis patrones están entre los porcentajes normales recomendados por los expertos.

Fitbit Fases del sueño

La pulsera tiene también otras funciones: puedes recibir avisos de mensajes y llamadas, te avisa cuando llevas un tiempo sin moverte y tú mismo te vas marcando unos objetivos diarios, que pueden ser de pasos, calorías o minutos de ejercicio. Mola cuando, a media tarde, el reloj comienza a vibrar y te dice que ya has cumplido el objetivo. Y mola descubrir algunas cosas que no sospechabas, como que jugar en el parque con tu hija te puede suponer mayor gasto de calorías (al menos por momentos) que salir en bicicleta, o la gran cantidad de pasos que acabamos dando a lo largo del día.

¿En qué puede servir a un ciclista? Personalmente pienso que la pulsera no es sustitutiva de ninguna app como Strava o Endomondo, sino complementaria. Su gran ventaja es que funciona todo el día, y te permite monitorizar y comparar cosas como el sueño, los pasos o la alimentación, lo que te ayuda a planificar un plan de entrenamiento a medio plazo. Y por supuesto su diseño. Es un gadget bonito que llama la atención, además con multitud de pulseras fácilmente intercambiables entre sí. Otro punto a favor es la batería, que dura una semana, algo de agradecer en un mundo en que suspiramos por conseguir que el j***** smartphone nos aguante un día entero.

En definitiva, una buena opción no para sustituir las apps ciclistas (para ello existe el Fitbit Surge) sino para planificar tu vida, tu salud y tu sueño, algo absolutamente vital a lo que casi nunca damos la importancia que se merece. Tener un espía digital en tu cama ya es posible, y tiene forma de pulsera.

Información y precios pulsera: aquí

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies