La subida con 69 curvas que triplica los giros del Alpe d’Huez

Por Techo Díaz.- A estas alturas del partido, no hay ni habrá el mundo cima alguna que haga sombra al reina de todas ellas: el mitiquérrimo Alpe d’Huez. Ni el Zoncolan, ni el Mortirolo ni el Angliru. Y es que no solo basta con que sea muy larga y que se te ponga muy dura; en el asunto de las ascensiones, aunque el tamaño sí importa, la magia está por encima de todo eso.

Y las 21 curvas de Alpe d’Huez, que volverá a subirse en el Tour de 2018, encierran tanta historia del ciclismo que es imposible superarlas. Pero no son, ni de lejos, las más duras del ciclismo. Ni tampoco las más numerosas. El Tsugaru Iwaki, al norte de Japón, tiene 69 curvas en 10 kilómetros de subida. Absolutamente impresionante.

más curvas que alpe d'huez

 

La carretera permanece cerrada de noviembre a abril. Considerada como una de las carreteras más peligrosas del mundo, llega hasta el pie del monte Chokai, a 1.252 metros, y desde allí se puede coger un teleférico hasta la cima, situada a 1.625 metros. Fue concebida como atracción turística y construida en 1.965. Está situada a una hora de vuelo de Tokyo, la capital nipona, o a ocho horas en coche.

Obviamente, si Guillen no ha conseguido llevar la Vuelta a Canarias parece difícil que una gran carrera lleve a sus ciclistas hasta tierras del sol naciente, pero si el Giro sale de Jerusalén en 2018… ¿por qué no soñar con esta carretera?

Más que por la dureza de la misma –800 metros de desnivel con una pendiente media de 8,66% y tramos de hasta el 10%– lo impresionante de la carrera sería la espectacular belleza gráfica del invento. La carretera parece sacada de un cuento o una serie de dibujos animados. 69 curvas en menos de 10 kilómetros.

Las imágenes hablan por sí solas. Hoy, que los retos están a la orden del día, raro es que la región no haya explotado aún más una joya tan singular que puede hacer las delicias (no sin sufrimientos previos) de cualquier ciclista o triatleta del mundo. Aunque lo cierto es que  Red Bull, marca tan asociada a los desafíos, ya organizó allí una carrera de descenso en monopatín, la cima sigue siendo una gran secreto para casi todo el mundo occidental. Amigo ciclista, si se encuentra alguna vez en el lejano Oriente y tiene usted la posibilidad no lo dude. No tenga miedo, el Tío del Mazo nunca viaja tan lejos. Esa montaña hay que subirla.

Tsugaru Iwaki Japón

 

Te puedes suscribir a El Tío del Mazo para recibir noticias sobre ciclismo y las mejores ofertas en la ropa ciclista El Mazo en:

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies