No una carril bici, no. Cuatro. Así se hacen las cosas. A lo grande, y pensando en el futuro. Con cabeza, que los beneficios a largo plazo son muchos, para la salud, para el medio ambiente y para las piernas estupendas. Y es que a veces mola mucho hacerse el sueco.

Suecia se ha lanzado a la contrucción de una autopista bici para unir las ciudades de Mälmo (la tercera más grande de Suecia) y Lund, situadas a 30 kilómetros de distancia. Serán dos carriles bici en un sentido y dos en otro. Según leemos en lainformacion.com, en la ciudad Lund el 60% de la población usa las bicicletas para trasladarse y llevar a cabo sus tareas diarias. Es una ciudad que  tiene una reputación fantástica para el ciclismo; de hecho muchos dicen que es la mejor ciudad de todo el país en cuanto al amor y las infraestructuras para las bicicletas, por delante de Estocolmo, la capital.

Era inevitable -en un país infinitamente más avanzado que España en muebles e infraestructuras- que ambas ciudades vecinas quedaran conectadas también por las dos ruedas, mediante un superautopista para ciclistas de cuatro carriles, que costará en torno a los 5 millones de € y que discurrirá paralela a las vías del tren, evitando las carreteras para coches, lo que hace que sea más fácil y menos costosa de construir, ya que aprovecha los derechos de explotación de los márgenes ferroviarios.

La Dirección General de Tráfico de Suecia ( Trafikverket ) ya ha estudiado la viabilidad de la construcción y ha dado su visto bueno. La autopista para bicicletas propuesta cuenta con cuatro carriles (dos en cada dirección) y tiene salidas, como las autopistas convencionales, para facilitar los desplazamientos intermedios. Además, se ha pensado en que vaya con dos tipos de protección contra el viento, con arbustos bajos y una valla sólida.

Suecia se une así a su vecina Dinamarca en la construcción de una red de autopistas para bicicletas. En Copenhague está proyectado un sistema de autopistas-bici de acceso para la zona comprendida entre los 7 y 15 km de radio desde centro de la ciudad. Sin embargo, la autopista sueca será el doble de grande en anchura y longitud que estos viales. Y se tardará en recorrerla unas 3 horas a una velocidad media de 10km/h, aunque al ser autopista los límites de velocidad serán más laxos. También habrá estaciones de servicio intermedias, donde los usuarios podrán reparar pinchazos, comprar recambios o llenar las cámaras de aire de sus ruedas.