1. Inicio
  2. /
  3. ¡Monta en bici!
  4. /
  5. El afilador: Otra profesión sobre ruedas

El afilador: Otra profesión sobre ruedas

Por El Aguador – Pensad en un profesional de la bici…. ¿Ya?… Seguro que lo primero que se os ha venido a la cabeza ha sido alguno de los ciclistas profesionales de los que tanto hablamos en este blog. Pero existen otras profesiones que tienen que ver con los pedales como los bicitaxistas que llenan las calles de ciudades en todo el mundo o aquella que nos ocupa hoy: los afiladores.

El amolador de cuchillos - Foto de Kay Hendry

Aunque ya estén en desuso porque nuestra sociedad ha abandonado en gran parte la cultura de arreglar las cosas y preferimos tirarlas y comprar algo nuevo, los que tengáis mi edad o seáis más mayores seguro que recordáis el característico silbido de los afiladores cuando pasaban por el barrio o por las calles del pueblo anunciando sus servicios… Leo en el blog de David Llada que este silbido se conseguía con una flauta de tres agujeros llamada chifle, aunque los que yo recuerdo llevaban siempre una armónica para llamar la atención. Y de verdad que lo conseguían.

¡¡Se afilan cuchillos, tijeras, herramientas!! Cuando alguien quería que le afilaran sus instrumentos de cortar, los afiladores echaban pie a tierra, aseguraban su bicicleta y con los pedales hacían girar la piedra de amolar que, en el caso de los afiladores bicicleteros se colocaba en la parte delantera de la bicicleta para poder afilar a la vez que se dan pedales.

Dicen los señores de Wikipedia que hay constancia de afiladores ambulantes en Galicia desde hace más de tres siglos, y Goya les dedicó un cuadro datado entre 1808 y 1812. “El Afilador” retrata a un obrero de los que a buen seguro afilaban los cuchillos o navajas que el pueblo usaba en aquella época contra el ejército francés.
Una vez conocida la profesión del afilador, apuntaremos que este término ha pasado a formar parte también de la jerga ciclista. En este caso “hacer el afilador” es un término que gusta bastante poco a los ciclistas, sobre todo, porque cuando dos corredores hacen el afilador, suelen acabar, al menos uno de ellos, con los huesos en el
suelo. Para explicarnos mejor, y que lo entendáis correctamente, hacer el afilador es cuando dos ciclistas que ruedan uno tras otro, rozan sus ruedas, la trasera del que va delante; con la delantera del que va detrás, lógicamente por otra parte. Pues bien, eso es hacer el afilador y suele tener como consecuencia, la caída de al menos uno de ellos, casi siempre el que va detrás, ya que la que roza es su rueda delantera, es difícil mantener el equilibrio en la bicicleta. De afiladores va la cosa, como hemos visto.

 

El Afilador de Francisco de Goya y Lucientes

 

Personaliza ahora tu maillot

Compartir:

Otros artículos que te pueden interesar

Personaliza ahora tu maillot

¿Tienes un club al que quieras personalizar tu equipación? ¿Eres de los que tiene su propio estilo? Aquí podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Decirnos vuestra propuesta y sólo tendréis que ponéroslo!

Menú

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar