1. Inicio
  2. /
  3. Noticias del pelotón
  4. /
  5. El relojero de Ávila, o el Tío Julio, para los más cercanos

El relojero de Ávila, o el Tío Julio, para los más cercanos

Por Un señor de Toledo – El ciclismo para el recuerdo es una de nuestras aficiones y nos gusta plasmar momentos y grandes ciclistas de la historia en nuestro pequeño, pero amable espacio. En esta ocasión, el Tío del Mazo se ha acordado del gran Julio Jiménez, apodado El Relojero de Ávila, que fue profesional entre los años 1959 y 1969. Años duros en nuestro país, y siendo ciclista seguro que no menos fáciles que para el resto de españoles.

Hubo un tiempo en el que los ciclistas eran iconos publicitarios... he aquí un cartel de KAS con Jiménez

El relojero logró 29 victorias en su carrera como profesional, de las que destacan sus 5 victorias de etapa en el Tour de Francia, 4 en el Giro de Italia y 3 en la Vuelta a España. Junto a estas victorias, Jiménez también logró alzarse con el premio de la montaña en tres ediciones del Tour y la Vuelta.

Escalador por excelencia y luchador al máximo, los que le conocen destacan también su naturalidad y su sentido del humor, que lo demuestra en sus escasas pero entrañables apariciones en los medios de comunicación actualmente. Genio y figura encarnados en un hombre muy importante para el ciclismo español, al que queremos rendirle nuestro pequeño homenaje desde el Tío del Mazo.

Jiménez estuvo a punto de ganar la Vuelta a España, pero su mal rendimiento contrarreloj se lo impidió y sólo pudo ser segundo, por detrás de uno de los más grandes, el francés Raymond Poulidor.

Probablemente, su mejor año como ciclista fue la temporada de 1966. Acudió al Giro de Italia en las filas del equipo Ford, y se hizo con la Maglia Rosa en la 2ª etapa. Fue líder de la carrera durante once días, pero al final sólo pudo terminar 4º en la general y 2º en la clasificación de la montaña.

Debut en blanco y negro

Según cuenta el propio Julio, “En el Giro, en el año que fui de líder durante 11 días, Anquetil me dijo que dejara la Maglia Rosa para que controlaran otros equipos y luego recuperarla. No le hice caso y me arrepentí porque por eso perdí la carrera”. Al Tour acudió como gregario de lujo de Anquetil, sin embargo, una vez que el normando había abandonado la carrera por enfermedad, se vio supeditado a las órdenes de su compañero de equipo Lucien Aimar, mucho mejor situado en la general, y a la postre vencedor de la ronda gala.

Al siguiente año, Jiménez se fijó como objetivo el Tour, pero el cambio de normativa, que volvía a instaurar la participación por selecciones nacionales en lugar de por equipos, no le permitió más que terminar en 2ª posición, por detrás del francés Roger Pingeon.

A partir de 1968 pasó a ser un importante gregario de la selección española y en 1969 se retiró del mundo profesional y ahora lo podemos escuchar en algunas ocasiones en radio, y la verdad, merece la pena hacerlo.

Leyendas sobre ruedas: Julio Jiménez y Bahamontes en una foto de Diario Vasco

Personaliza ahora tu maillot

Compartir:

Otros artículos que te pueden interesar

Personaliza ahora tu maillot

¿Tienes un club al que quieras personalizar tu equipación? ¿Eres de los que tiene su propio estilo? Aquí podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Decirnos vuestra propuesta y sólo tendréis que ponéroslo!

Menú

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar