Por Techo Díaz.- Por fin se hace justicia y el más grande entre los grandes, el extraterrestre, el hombre que doblaba a sus contrincantes en las contrarreloj tiene por fin una parada de metro. Así es, Miguel Indurain dará nombre a la estación de Stanmore, inicio de línea en Londres, durante los Juegos Olímpicos que se celebrarán a partir del 27 de julio en la capital del Reino Unido.

La ciudad inglesa ha rediseñado su archifamosísimo mapa de metro, objeto de inspiración de muchísimas tazas, para sustituir sus habituales nombres por los de 367 leyendas olímpicas. Este verano, la gente ya no quedará en Victoria Station para tomar unas fish and chips, sino en Usain Bolt para tomar unas fish and chips. Te podrás tomar unas pintas en Michael Jordan o comprar souvenirs en Ian Thorpe. Y coger el metro en Arvidas Sabonis para bajarte en Kobe Bryant. De Rafa Nadal a Roger Federer podrás ir andando, es sólo una parada.

Indurain es principio de línea

La verdad es que es una iniciativa preciosa para todos aquellos que amamos el deporte. Y de justicia. Miguel Indurain se merece eso y mucho más, pero para empezar no está mal. Ya es más que lo que ningún ciclista francés de carretera haya conseguido nunca. Y los otros seleccionados españoles (4 de un total de 367) también se lo merecen. Junto al genio de Villaba tienen parada de metro uno de los genios de Manacor, Rafa Nadal, la doble medallista de oro Theresa Zabell y el considerado mejor jugador de waterpolo de todos los tiempos, Manel Estiarte.

Cada línea, más o menos, se corresponde con un deporte o lo comparte con otros. Así, si te subes en Miguel Indurain (inicio de línea) irás pasando sucesivamente por Paolo Bettini, Fabian Cancellara (o Cancelase), Viatcheslav Ekimov, Leontiel Van Moorsel, Jeannie Longo, Connie Carpenter, Bradley Wiggins, Daniel Morelon, Felicia Ballanger, Chris Boardman y Victoria Pendleton. A partir de ahí ya te empiezas a cruzar con nadadores, aunque la cosa no termina de desaparecer y otros grandes ciclistas de pista cono Chris Hoy o el biker Julien Absalon tienen también su parada. Algunos cruces son muy curiosos, como el de Rebecca Romero, excepcional deportista que un año ganó una medalla olímpica en remo y cuatro años después otra en ciclismo.

Hay quien dice que se parecían

Algunos se preguntarán por los que faltan. ¿Cómo es posible que Eddy Merckx no tenga parada de metro? ¿Y Fausto Coppi? ¿Y Gino Bartali?¿Y el Águila de Toledo? ¿Qué pasa con Bernard Hinault, Raymond Poulidor, Lance Armstrong…? Pero es que el metro está destinado a las leyendas olímpicas, no a las leyendas del ciclismo. Puedes haber ganado siete tours y no haberte comido nada en la fiesta de los cinco aros, o peor aún, como le pasó a Eddy Merckx y al bueno de Poulidor, que ni siquiera tiene una plata, que cuando tu corrías no dejasen a los profesionales participar en los Juegos Olímpicos.

El ciclismo profesional de carretera no entró en los JJ.OO. hasta 1996, año en el que Miguel Indurain estrenó el palmarés de la carrera contra el crono con un oro. España tuvo entonces dos participantes y se llevó dos medallas, ya que Olano se hizo con la plata. Desde entonces los dos son ya parte de la leyenda, aunque lo malo de Londres es que sólo tiene 367 estaciones de metro. Con 369 y un poco de buen criterio hubiera bastado. Pero Olano se queda sin parada, y el actual campeón olímpico, Samuel Sánchez, también. Será cosa de ir ganando más medallas.

Personaliza ahora tu maillot

Compartir:

Otros artículos que te pueden interesar

Personaliza ahora tu maillot

¿Tienes un club al que quieras personalizar tu equipación? ¿Eres de los que tiene su propio estilo? Aquí podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Decirnos vuestra propuesta y sólo tendréis que ponéroslo!

Menú

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar