1. Inicio
  2. /
  3. ¡Monta en bici!
  4. /
  5. Reveil Matin, el lugar donde empezó todo

Reveil Matin, el lugar donde empezó todo

Por Techo Díaz.- El 5 de julio de 1903, frente al hotel Reveil Matin, 60 corredores tomaron la salida del primer Tour de Francia, que iba a recorrer 2.428 kilómetros en 6 monstruosas etapas de más de 400 kilómetros cada una. Y es que la idea inicial, como podéis ver en el mapa del recorrido inicial era precisamente esa, dar la vuelta a Francia en bicicleta. De ahí que se llamase Tour de Francia.

El primer Tour era realmente una vuelta a Francia

En realidad, el Tour de Francia iba a empezar en junio. Pero el promotor de la carrera, Henri Desgranges, tuvo problemas para encontrar participantes y lo fue retrasando y retrasando hasta lograr congregar a sesenta locos a principios de julio, fecha que finalmente quedó asociada al Tour para las siguientes ediciones.

Fruto de la casualidad, pero la verdad es que fue todo un acierto. Siempre he pensado que al Tour le hacen duro los mejores corredores del planeta, pero también las intensas jornadas de calor veraniego. No es lo mismo correr en mayo que a mediados de julio. Y luego está el buen rollo que da el verano. Estemos de vacaciones, de jornada intensiva o trabajando como bestias, la llegada del Tour es el segundo hito después de los anuncios de Estrella Damm: señal de que lo bueno se acerca.

El caso es que, con el pasar de los años, el hotel Reveil Matin, el lugar donde decenas de chiflados en blanco y negro dieron salida a la carrera más grande que el ciclismo haya dado, se ha convertido, como es lógico, en un templo de peregrinación para aficionados al ciclismo, un lugar de culto lleno de maillots, fotos, dedicatorias y trofeos, frecuentado por, entre otros, el eterno segundo Raymond Poulidor.

Así era Reveil Matin en 1903

Con esta información, e inmersos como estamos en plena era digital, la reacción no podía ser otra que buscar en Internet al hotel en cuestión para compartir algunas fotos en el blog, curiosear, mirar precios o plantearse incluso alguna escapada a la ciudad de la luz para conocer de primera mano el sitio donde empezó todo.

Pero va a ser que no. La bofetada de realidad ha sido excesiva. Resulta duro imaginarse un hotel antiguo con encanto e historia y encontrarte, así de pronto, con un zas en la boca en toda regla. Con la web más hortera del mundo.

Que a mí personalmente me encanta Brasil, los carnavales y Chiclete com Banana, pero es el anticiclismo llevado a su máximo apogeo. Le Reveil Matin cuenta hoy con un sambódromo, una extensa carta con platos brasileños y una horrible web concebida por el mismísimo demonio.

Resulta extraño, la verdad, que los franceses, con lo defensores que son de su patrimonio, no hayan instalado allí un museo del Tour o algo similar, más allá de la placa que conmemora el nacimiento de la carrera o los jerseys donados por participantes, que aún pueden verse en la web mientras se escuchan ritmos de Rio de Janeiro. Claro que, de tener algo similar en España, seguro que ahora venderían kebabs.

Así es la web de Reveil Matin en 2012

 

Personaliza ahora tu maillot

Compartir:

Otros artículos que te pueden interesar

Personaliza ahora tu maillot

¿Tienes un club al que quieras personalizar tu equipación? ¿Eres de los que tiene su propio estilo? Aquí podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Decirnos vuestra propuesta y sólo tendréis que ponéroslo!

Menú

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar