Por Un Señor de Toledo.- Dicen que una imagen vale más que mil palabras y cierto es, desde luego, pero nosotros vamos a hacer el proceso inverso. Me explico, la imagen ya la habéis visto todos, es la de Contador cruzando eufórico la meta en la jornada de ayer en Fuente Dé (Cantabria). Pues bien, esa imagen dice muchas cosas, la fuerza y la garra con la que el ciclista de Pinto lanzó ese tremendo grito final tiene mucho detrás.

Lo primero y lo más importante es la victoria de un ganador, es el culmen alcanzado por alguien que lucha duro por conseguir sus objetivos, es el momento más deseado por cualquier deportista que ve colmadas sus expectativas tras un largo y difícil trabajo. De esto no hay ninguna duda. A mi juicio, no es lo único que evoca esa maravillosa imagen. Personalmente, no recuerdo una instantánea de celebración de rabia y de satisfacción tan magnífica en ninguna de las otras muchas victorias que posee el ciclista de pinteño. Ahí había muchos sentimientos contenidos, mucho trabajo duro, arduo y difícil hecho prácticamente en solitario; muchas ganas de reivindicarse como mejor sabe el magnífico ciclista español, en la carretera y ganado; muchos recuerdos y mucha rabia contenida de quien considera sustraídos algunos de sus logros más importantes, su trabajo diario y su dignidad como gran deportista que siempre ha jugado limpio.

Un chico formal, humilde, muy buen amigo (como dicen los más cercanos), que a la carrera a la que va se siente en la obligación de lucharla, pelearla y ganarla, sin nada de soberbia ni aderezos ficticios que le puedan otorgar aires de grandeza –como de los que gustan rodearse otros muchos deportistas, que no tienen ni una pizca de la grandeza que atesora este chico- está gritando a los cuatro vientos que se siente bien, que su trabajo ha dado sus frutos; que se acuerda de los más cercanos, de los suyos, de los que le han apoyado en su ‘jodida’ travesía por el desierto.

El Grito de Contador al ganar en Fuente De

Ese grito, esa imagen supone, según mi parecer, todo esto y seguro que mucho más que los que no estamos en su piel no logramos ni imaginarnos. Podéis decir que somos muy de Contador, que somos pelotas, o que ahora es lo que toca…me da igual; es lo que pienso y me sentía en la necesidad de contáoslo, de escribir estas líneas, que si os soy sincero sabía que llegaría el día en que tendría esta satisfacción.

Aviso a navegantes de las dos ruedas –Wiggins, Evans, Schleck…..-Contador ha vuelto y sigue siendo el mismo, corrijo, es el mismo pero mucho más fuerte, ya conocéis ese viejo refrán que dice que lo que no te mata te hace más fuerte…

Esta página del ciclismo se ha escrito bajo un gran guion, no cabe duda. Contador tiene por rivales a los mejores Purito Rodríguez y Valverde . Grande también Joaquim, qué vuelta que se está marcando, con qué garra y fuerza ha defendido el jersey rojo en uno de los recorridos más duros de la Vuelta de muchos, muchos años. Bravo Purito, no tenemos más que inclinarnos también ante tu gran papel en esta carrera. Qué sepas, de parte del Tío del Mazo, que has subido por las rampas más duras como los Ángeles, que has luchado como un titán y que frente a cualquier otro ciclista del mundo, no hubieras tenido rival. Como muy bien dijiste ayer, tú rival le había echado dos cojones…., si me permites completar la frase, tú también lo has hecho y los tienes, muy, pero que muy bien puestos.

Gracias Valverde. Otro genio de las dos ruedas que tenía mucho que decir al mundo del ciclismo. Estás cuajando una Vuelta pletórica de potencia y estás demostrando que atesoras mucho en tus piernas y en tu cabeza. Sinceramente creo que tenemos que estar de enhorabuena, porque si este corredor está de vuelta, nos quedan muchas alegrías por ver.

Estamos viviendo una Vuelta excelente, que todavía cuenta con kilómetros por disputar y cosas importantes que pueden pasar. Como aficionados, sólo con una etapa de esta carrera, sólo con una y me da igual Lagos, que el Cuitu, que Ancares o Fuente Dé, hemos disfrutado y hemos visto más ciclismo del bueno que en todo el Tour de Francia.

Para terminar, me gustaría decir que si ya había gritos famosos en nuestra historia como la conocida obra de Munch, o el Grito de Wilhelm, el más famoso del cine, utilizado por primera vez en el año 1951 en la película Distant Drums; ahora tenemos que unirle el Grito del Más Grande, el grito de un ciclista español que se llama Alberto Contador y que como en la trilogía de El Señor de los Anillos, el rey retorna. El Más Grande ha Vuelto.

 

Personaliza ahora tu maillot

Compartir:

Otros artículos que te pueden interesar

Personaliza ahora tu maillot

¿Tienes un club al que quieras personalizar tu equipación? ¿Eres de los que tiene su propio estilo? Aquí podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Decirnos vuestra propuesta y sólo tendréis que ponéroslo!

Menú

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar