1. Inicio
  2. /
  3. ¡Monta en bici!
  4. /
  5. La bicicleta, el sexo y la evolución genética

La bicicleta, el sexo y la evolución genética

Por un Señor de Toledo. La bicicleta es el invento más importante en más de 100.000 años de la historia de la evolución humana. Así de rotundo y así de interesante… Stephen Jones, profesor del University College de Londres, asegura que la invención de la bicicleta ha sido esto mismo que os decimos desde el Tío del Mazo. Ahí es nada, pensareis alguno, y no es falta razón.

Pues bien, ahora os vamos a explicar el porqué de esta categórica afirmación, y al finalizar la lectura de este texto, quizá estéis un poco más de acuerdo con el profesor Jones, que es uno de los genetistas más reconocidos de Reino Unido y lo tiene muy claro: el primero de la lista de los inventos más importantes es la bicicleta.

De medio de transporte a gurú del sexo e impulsora de la evolución genético...ahí es nada

Vamos a ello, pregunta importante: ¿Qué invento puede haber sido más revolucionario para el sexo que la píldora anticonceptiva, los preservativos o la viagra?

Tal y como Jones explicó a la BBC en el programa semanal Science Club, la bicicleta “hizo que los humanos ya no se limitaran a encontrar a su compañera sexual en la puerta de al lado, sino que pudieron trasladarse a aldeas vecinas y mantener relaciones sexuales con la chica del pueblo de al lado”.

Dicho profesor, explica que estamos hablando de un transporte barato y eficiente, y aunque la bicicleta se inventó a principios del siglo XIX, no fue hasta poco más de un siglo que se convirtió en todo un fenómeno de masas. En esos tiempos, la evolución de la máquina de las dos ruedas se convirtió en un auténtico portento de la ingeniería y además en un sistema de transporte barato, eficiente y accesible a todo sexo y clase social.

Otro modelo de bicicleta con unos cuantos añitos

La prensa de la época en el Reino Unido ya recogía en sus páginas cómo la bicicleta cambió los estándares de cortejo entre la juventud de finales del XIX y se hicieron eco, en numerosas ocasiones, del impacto que tuvo semejante innovación.

Si en la actualidad son las redes sociales, las nuevas tecnologías de la comunicación y todas las posibilidades globales que ofrece Internet y sus aplicaciones en conjunto, a finales del siglo XIX y principios del XX, la bicicleta pudo suponer una innovación muy parecida, teniendo en cuenta, evidentemente, las circunstancias y la vida de aquella época.

En estos recortes de prensa se explicaba con gran precisión como este nuevo avance de la ingeniería mecánica disminuyó la asistencia a la cita obligada y acostumbrada a la iglesia, y a la vez que esto sucedía, ese tiempo se dedicaba a nuevas tendencias de cortejo entre los jóvenes.

Dicen los recortes (expuestos por el profesor en la BBC) que incluso esta nueva costumbre “provocó un declive en el uso del piano”; fijaos hasta que punto se consideraba a la bici, como una verdadera revolución social, como un elemento que estaba cambiando las tan asentadas y aceptadas costumbres de la boyante sociedad inglesa de aquellos tiempos.

Este señor seguramente iría a ver a su amada...
Este señor seguramente iría a ver a su amada...

Pero más allá del impacto que tuvo en las costumbres amatorias de la época, la ciencia destaca que la contribución más importante de la bicicleta se refleja en nuestros genes. Así, según destacó el profesor de ecología y biología evolucionaria Stephen Stearns de la Universidad de Yale en Estados Unidos, en la publicación de divulgación científica Lifelittlemysteries, la bicicleta amplió en 48km la distancia de cortejo de los hombres en Inglaterra a finales del siglo XIX.

Stearns señaló también que la invención de la bicicleta y su necesidad de tener unas vías más o menos transitables, habría estimulado la pavimentación de estos caminos, lo que facilitó la posterior incorporación del automóvil al mundo del transporte. Estos eventos, como es evidente se sucedieron en cadena y desataron un proceso de migración masiva sin precedentes, que dura y se sigue desarrollando hasta día hoy.

Stephen Jones destaca también que la distancia entre el lugar de nacimiento de los esposos u amantes no ha cesado de aumentar desde entonces, y tras ello, este científico nos plantea una pregunta acerca de cuán distante es el origen de su pareja o consorte, en comparación con el origen de nacimiento de sus padres….. Las respuestas que podéis dar cada uno de vosotros, pueden ser muy variadas, pero desde luego, sí que os hacéis una idea de lo que plantea el profesor.

La bicicleta inició así, según Jones, el camino hacia una diversidad genética sin precedentes, lo que tiene un papel primordial en el desarrollo de nuestro sistema inmune y que tendrá repercusiones futuras todavía por ver.

“La diversidad genética es el material base de la evolución, si no la tuviéramos todavía estaríamos en línea con los primates”, afirmó Jones para finalizar esta interesante exposición. Y ciertamente, ahí es nada, ¿verdad?

Personaliza ahora tu maillot

Compartir:

Otros artículos que te pueden interesar

Personaliza ahora tu maillot

¿Tienes un club al que quieras personalizar tu equipación? ¿Eres de los que tiene su propio estilo? Aquí podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Decirnos vuestra propuesta y sólo tendréis que ponéroslo!

Menú

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar