(Feliz Día de los Inocentes!!)

El Consejo de Ministros ratificará hoy en su última reunión del año la ley que regulará la anchura de los carriles de bici españoles y que obligará a que su ancho se adapte a la medida estándar europea de 2,15 metros. El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha explicado que la normativa obedece a que el Gobierno no quiere repetir los errores de antaño cuando la infraestructura ferroviaria española se construyó siguiendo el Ancho Ibérico para las vías de tren. Esta elección supuso un aislamiento por tren de nuestro país con el resto de Europa que sólo ha sido superado con la llegada de la infraestructura del AVE y por algunas iniciativas privadas como la del Puerto de Barcelona.

Con la nueva ley acabarán las estrecheces

La medida ayudará a estandarizar los carriles que comunican España con los del resto de países que ya están adaptados a la anchura europea de 2,15 metros «lo mismo que mide Pau Gasol«, explicó el ministro. Por tanto no sea necesario bajarse de la bicicleta cuando se crucen las fronteras y se podrá circular desde Tarifa hasta Varsovia sin tener que bajar de la bici.

Se está estudiando crear carriles bici “a izquierdas” para los conductores ingleses que estén habituados a manejar sus bicis por el otro carril, pero el ministro no ha comentado nada al respecto.

Poco después de conocer la noticia, el Presidente de la Junta de Castilla y León Juan Vicente Herrera ha mostrado su satisfacción ante la medida y ha destacado la importancia que tendrá como dinamizador del turismo: “Compartimos cientos kilómetros de frontera con Portugal, y ahora los turistas que vengan del país vecino tendrán más fácil acceder a nuestra tierra. Además, es especialmente importante ya que en 2014 Ponferrada albergará el Campeonato Mundial de Ciclismo”.

Los carriles bici, al menos de 2,15 metros

De manera similar se ha manifestado el recién elegido presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, que piensa que los grandes beneficiados serán los ciclistas procedentes de Francia puesto que “con lo que cuesta subir los Pirineos es realmente fastidioso tener que cambiar de bicicleta para seguir camino” según explicó el gobernante.