Por Techo Díaz.- El podio del Tour de Omán es significativo. Primero Froome, segundo Contador, tercero Evans. Valverde acaba de ganar la Vuelta a Andalucía, Purito ya ha estrenado su casillero de victorias y Alberto Contador ya lo hizo en el Tour de San Luis, primera prueba de la temporada.

Más allá de la tremenda ambición y clase de estos ciclistas, algo está cambiando en el pelotón internacional. Nada que ver con la forma de correr de antiguas estrellas como Lance Armstrong o Andy Schleck, que se reservaban solo para el Tour de Francia y algún criterium posterior donde sacarse unos cuartos. Ahora los ciclistas se emplean a fondo desde febrero a noviembre, y eso, señores, es algo para celebrar. Que se lo digan sino a cualquier aficionado omaní medio al ciclismo de carretera, que ha podido disfrutar de un podio digno de Tour en la última edición de su carrera nacional.

Froome, Contador y Evans
Podio Tour de Oman 2013. Lloyd Images

Esto, sin duda, es bueno para el espectáculo. Ver a un Valverde a tope en Mallorca y en Andalucía, a Contador y Evans batiéndose el cobre con Froome en las carreteras omaníes o a Purito alzando los brazos en la Montaña Verde es el sueño de una noche de febrero para cualquier aficionado, pero tiene su lógica explicación. Y sus pros y sus contras, como todo.

El sistema de puntos implantado por la UCI hace que cada corredor valga lo que valen sus puntos, y que cada equipo valga lo que valen los puntos de sus corredores. Superado el susto de la exclusión del Katusha, que ponía en duda toda la validez del sistema, cada equipo necesita un número de puntos para poder estar en la máxima categoría del ciclismo la siguiente temporada, y cada corredor, a título individual, al mayor número posible de puntos para no engrosar la lista del paro.

Esto añade aún más presión a la ya de por sí exigente vida del ciclismo profesional y pone en jaque la figura de los gregarios, hasta ahora fundamentales para cimentar la victoria de los grandes líderes. Sí, el trabajo de un gregario es impagable, imprescindible, absolutamente necesario, pero ¿cuántos puntos UCI se consiguen por ayudar a tu líder a pasar la meta en primer lugar? Oscilan entre los cero puntos de las etapas llanas y los cero puntos por ayudar en etapas de montaña.

Ciclistas como Joan Horrach o Amets Txurruka han empezado la temporada de 2013 fuera de plantillas como Katusha o Euskaltel, respectivamente, a pesar del trabajo ampliamente reconocido en el pelotón durante las últimas temporadas, mientras que el nuevo sistema propicia que corredores jóvenes o vencedores en otros circuitos (asiático, africano, etc) tengan más fácil el acceso a equipos World Tour.

No se puede decir que sea un sistema injusto, en tanto y cuanto es igual para todos, pero sí que es un sistema diferente, y que como tal, está dando ya sus frutos: un ciclismo diferente. Más competitivo de principio a fin de temporada y con menor peso para los gregarios. Intuyo, además, que el papel del líder debe ir ahora más allá de ganar carreras. Debe ganarse el apoyo de sus compañeros de equipo de una forma u otra, ya sea con palabras, promesas, pactos o apoyo incondicional de cara al futuro, ya que el papel de un gregario vale lo que sus puntos UCI a la hora de negociar un contrato: cero patatero.

El líder necesita de los gregarios igual que los gregarios necesitan de un líder. No hablamos de una revolución total en el ciclismo. Baste ver el aburridísimo Tour de 2012 y la supremacía total del Sky en las carreteras francesas. Baste constatar que dos de los mejores corredores del mundo, Chris Froome y Bradley Wiggins, militan en el mismo equipo y, a veces, uno trabaja para el otro.

Pero habrá cambios. La nueva forma de correr ya se deja notar en que competiciones que antes eran de mero entrenamiento para los líderes ahora son todo un campo de batalla. Más solos o más acompañados los líderes luchan más que nunca por sus puntos, desde la Pampa hasta el desierto. Y de febrero a noviembre. El espectáculo está servido.

 

Personaliza ahora tu maillot

Compartir:

Otros artículos que te pueden interesar

Personaliza ahora tu maillot

¿Tienes un club al que quieras personalizar tu equipación? ¿Eres de los que tiene su propio estilo? Aquí podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Decirnos vuestra propuesta y sólo tendréis que ponéroslo!

Menú

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar