Rockrider 5.2 de Decathlon
  1. Inicio
  2. /
  3. Bicicletas y complementos
  4. /
  5. Probamos la Rockrider 5.2. Una muy buena relación calidad precio para empezar

Probamos la Rockrider 5.2. Una muy buena relación calidad precio para empezar

Por El Aguador – Cuando nos enfrentamos a esta prueba tenemos que ser conscientes de la bici de la que estamos hablando. La Rockrider 5.2 está dentro de la gama de entrada de Rockrider, la marca que distribuye exclusivamente Decathlon en España y es una bicicleta que cuesta 299 euros, lo que nos sitúa en el contexto de lo que podemos y lo que no podemos pedirle en cuanto a componentes, prestaciones y rendimiento.

Rockrider 5.2 de Decathlon
Rockrider 5.2 de Decathlon

Se trata de una bicicleta eminentemente para quien quieres salir ocasionalmente y no someterla a situaciones límites o pruebas demasiado duras, si bien es cierto que la Rockrider responde muy bien en casi todas las situaciones.

Primeras impresiones, materiales y componentes empleados en la Rockrider 5.2

Cuadro:

Cuadro de aluminio reforzado 6061 T4T6 con geometría FIVE. Es un cuadro relativamente pesado donde los remates de soldadura destacan mucho y que se ofrece en varias tallas, de 145 a 200 centímetros. La geometría busca el confort sobre todo para los ciclistas menos habituales a los que les ofrece comodidad de marcha. Cuenta con tres capas de pintura que aseguran una protección duradera del cuadro.

Horquilla:

La Rockrider 5.2 monta una horquilla Rockrider Suntour XCT 80 mm con botellas monobloque. Es una horquilla básica que ofrece una suspensión rígida y que permite ajuste del pretensado en la parte superior de la propia horquilla. Cómoda cuando las exigencias son las de un uso tranquilo, se puede echar de menos algo más de recorrido cuando raíces, desniveles o baches se cruzan en nuestro camino. En todo caso, en un uso tranquilo, te parecerá no llevarla, lo que no sabría decirte si es bueno o no.

Cambio, desviador, manetas,

Palancas Shimano Altus 8 velocidades; desviador Shimano C050; cambio Shimano Altus.

No es por repetirnos, pero el grupo viene a ser lo que podríamos esperar, si bien es verdad que se ha optado por un grupo Shimano que cumple de manera solvente. Cierto es que las manetas son cómodas de usar y que permiten jugar con las 24 velocidades de manera sencilla, si bien eso no significa que de vez en cuando el cambio no nos dé una sorpresa no respondiendo a las órdenes o tomando sus propias decisiones con saltos que, a menudo, llegan en el peor momento. Cierto es que hay cambios más suaves y más precisos, pero cierto es también que esos no van montados en una bici tan asequible como esta.

Cambio, transmisión y manetas Rockrider 5.2
Cambio, transmisión y manetas Rockrider 5.2

Frenos

Tengo la costumbre de fijarme muchísimo en este elemento. Quizá soy un poco clásico pero me gusta saber que los frenos que llevo son capaces de dejarme clavado en el momento que lo necesito, y en lo que he probado no ha llegado a ser así. Dicho esto, los frenos V-Brake Rockrider traseros han respondido de manera correcta cuando ha sido necesario. Delante la Rockrider 5.2 monta unos frenos Hayes MX5 de disco mecánico que logran un aprobado.

Freno delantero Rockrider 5.2
Freno delantero Rockrider 5.2

Resto de componentes:

En la misma línea de lo que hemos dicho hasta ahora, se trata de componentes muy sencillos que cubren las necesidades de manera aceptable.

Manillar Rockrider Sport oversize 600/640 mm ; potencia Rockrider oversize 6°, Tija de sillín Rockrider 29,8 mm by JD. En cuanto a los pedales, se trata de unos BTT planos Wellgo LU-C3 que, si bien hemos respetado en esta prueba, te recomendaríamos sustituir por otra cosa.

En lo que se refiere a las ruedas, monta llantas Rockrider Sport de doble pared by Rigida, y sale de la tienda con un neumáticos Btwin. Bujes JT761/ 818 Radios Mach1 acero inoxidable 2 mm. El objetivo, desde luego no es aligerar peso o adaptarse a terrenos específicos, sino conseguir una bicicleta que pueda responder de manera aceptable en casi todos los terrenos y que sea lo sufientemente resistente y sólida para que garantice un buen nivel de durabilidad a sus dueños.

En marcha con la bici, prueba y sensaciones.

Las sensaciones que nos ha producido rodar con la Rockrider 5.2 casi están ya recogidas en el análisis de componentes de las líneas anteriores. Y es que se trata de una bicicleta sencilla, correcta y bastante cómoda para un uso no demasiado exigente de la misma. Básicamente hemos rodado con ella y nos hemos enfrentado a algunos descensos no demasiado complicados con un firme cambiante entre pedregoso, de barro y agua, bacheado y salpicado con raíces.

El diseño de su cuadro, absolutamente neutro busca comodidad y la consigue. Cuando el camino es llano las velocidades entran perfectamente y puedes llegar a alcanzar una buena velocidad con una suspensión delantera que de manera eficaz absorbe las pequeñas sorpresas, baches o piedras que te vas encontrando. De hecho, haciendo los primeros kilómetros con la Rockrider 5.2 pensaba que dicha suspensión no había entrado demasiado en juego, una opinión que en cierta medida fui cambiando cuando marchaba más atento al camino para hacerme a la idea del poder de absorción del la suspensión. Puedes alcanzar una velocidad aceptable con un confort de marcha muy correcto gracias a una posición relativamente cómoda sobre la bicicleta y unas llantas que cumplen de manera correcta con su cometido.

Cuando el camino se estrecha y es necesario maniobrar con cierta rapidez, la bicicleta con sus 26 pulgadas responde bien, aunque su peso se llega a acusar cuando de agilidad se trata. Y más si la cosa se pone cuesta arriba, cuando sin ser habitual, al cambio le cuesta un poco más responder a las necesidades que los dedos expresan en la maneta. Nos encontramos con una falta de respuesta que, pedaladas después, se puede convertir en alguna ocasión en un golpe brusco con un cambio de marcha repentino.

También cuesta arriba nos encontramos con la inevitable ley de la gravedad que actúa sobre los aproximadamente 15 kilos de la unidad probada (13,88 es el peso oficial declarado por la marca en talla XS y sin pedales). En todo caso, repetimos otra vez que se trata de una bicicleta cómoda y no se hace complicado moverlos, si bien es cierto que se echa de menos poder frenarlos algo mejor, al menos en lo que a la rueda trasera se refiere.

Precio

Valoración de la bici con los detalles

Se trata de una bici de 299 euros pensada para un uso esporádico y no especialmente exigente y como tal hemos de evaluarla. Su valor principal es la comodidad, que pienso que ha sido el objetivo que han perseguido en Rockrider a la hora de diseñar esta bici. Para ella han elegido componentes de baja gama pero solventes que garantizan que sus usuarios tendrán una bicicleta que les permitirá hacer muchos kilómetros.

Materiales empleados (40%): 4

Estética ( 10% ): 3

Sensaciones (25% ): 4

Precio (25%): 5

Puntuación global sobre 5 puntos: 4 COMPRA EXCELENTE

(1, Mala Compra; 2, Regular Compra; 3, Buena Compra; 4 Compra excelente; 5 La mejor en su categoría)

Valoración Subjetiva Aquí tenemos en cuenta nada más que nuestras sensaciones y nuestra recomendación personal sin atender nada más que al precio y la diversión.

Valoración subjetiva: 4 COMPRA EXCELENTE

 

Personaliza ahora tu maillot

Compartir:

Otros artículos que te pueden interesar

El Landismo está esperando

Desde su podio en el Giro de Italia no se había vuelto a dejar ver en competición. Casi tres meses…

Personaliza ahora tu maillot

¿Tienes un club al que quieras personalizar tu equipación? ¿Eres de los que tiene su propio estilo? Aquí podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Decirnos vuestra propuesta y sólo tendréis que ponéroslo!

Menú