Por Techo Díaz.- Una de las cosas que poca gente sabe es que Chris Horner es japonés. Claro que el actual líder de la Vuelta tiene de japonés lo que su tocayo Froome de keniata; menos incluso, ya que aunque nació al sur del imperio del sol naciente a los pocos meses trasladaron a su familia de vuelta a los Estados Unidos.

Hijo de un mecánico de la Armada, Chris Horner es, ante todo, un auténtico americano. Prueba fehaciente de que la alimentación sana no lo es todo en esta vida, se alimentó durante años de donuts y hamburguesas mientras residía en una autocaravana y soñaba con ser ciclista. Lo cierto es que no andaba sobrado de pasta. Se acostumbró a vivir primero con 50 y luego con 20 dólares a la semana, al más puro estilo hippie, coleta incluida. Cuando La Francaise de Jeux le ofreció su primer contrato, en 1998, se presentó en París con solo una mochila. “Es todo lo que tengo”, aclaró.

Lider Vuelta 41 años
Horner, disfrutando como un niño a sus 41 años

Su primera aventura europea fue un completo desastre. Dos años después volvía a La Curva, Oregón, donde seguía aparcada su autocaravana, sin haber ganado ni una sola carrera. Siguió montando en bici por el mero placer de hacerlo y volvió a atiborrarse de hamburguesas mientras iba, eso sí, ganando alguna que otra carrera local de cierta relevancia.

Chris Horner
Así andaba Chris Horner

La flauta no sonó hasta 2005, cuando el Saunier Duval de Matxin recibió el encargo de fichar a un americano “barato” para contentar al entonces patrocinador del equipo, la marca Scott. Horner enseguida conectó con los españoles, que no tardaron en apodarle Chiquito de la Calzada. En la Tirreno-Adriático de 2005, Horner se rompió la cabeza del fémur. Todavía flaqueaba cuando volvió a andar, aún cojeando, y sus compañeros españoles trataban de animarle. “No puedo, no puedo”, respondía él con sus cuatro palabras de español y ese acento tan salado que estos días le está haciendo famoso.

Por si no transmitiese ya de por sí poca simpatía, dicen quienes le han tratado que es una gran persona, siempre y cuando no le niegues una hamburguesa. “En carrera, cuando bajaba al coche y me veía comiendo, cogía lo que pillaba: un trozo de pizza, un bocadillo… Y subía al pelotón comiendo”, recuerda Joxean Fernández Matxin, entonces director del Saunier Duval.

En 1922, Eugene Christophe se convirtió en el líder más viejo del Tour, con 37 años. Nadie le ha superado. En el Giro de Italia, hace apenas unos años, Andrea Noé sorprendía al mundo enfundándose la maglia rosa, a los 38. Chris Horner está a punto de cumplir 42 años y ya ha ganado dos etapas con final en alto. Es el líder de la Vuelta Ciclista a España y hasta el momento, no ha habido quien le tosa. Gane o no, su gesta quedará ya para los anales de la historia.

 

 

Personaliza ahora tu maillot

Compartir:

Otros artículos que te pueden interesar

Personaliza ahora tu maillot

¿Tienes un club al que quieras personalizar tu equipación? ¿Eres de los que tiene su propio estilo? Aquí podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Decirnos vuestra propuesta y sólo tendréis que ponéroslo!

Menú

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar