bici de paseo y cesta llena de flores
  1. Inicio
  2. /
  3. ¡Monta en bici!
  4. /
  5. Una bici llena de flores para celebrar los 30

Una bici llena de flores para celebrar los 30

Por Techo Díaz.- Según la tradición cristiana, cuando se acerque el fin de los tiempos y llegue el juicio final los hombres resucitaremos en cuerpo y en alma y, más en concreto, con el cuerpo que teníamos a los 30 años.

Más allá de creencias y religiones, resulta llamativo el peso que desde antiguo se le otorga a una edad, en la que, según comentan, el propio Jesucristo comenzó su vida pública, que se extendería al menos durante tres años hasta que algunos estratos de la sociedad decidieron cargárselo como escarmiento, presumiblemente por ir de divo.

Sea o no la edad perfecta, lo cierto que los 30 es una edad formidable para casi todo. Se puede seguir siendo joven y vivir como un joven, se puede estar en forma física y ganar carreras en Lombardía y con un poco de suerte -esto no lo garantiza la edad- se puede incluso haber acumulado una cierta dosis de experiencia para dejar de repetir en bucle los errores que protagonizaron los primeros quince años de nuestra adolescencia.

Y sin embargo hay gente que ese rollo no les va. Que se cogen una pequeña depre cuando llegan a los 30. Como mi amiga Carmen, que al trago de ser la más pequeña del grupo y por tanto la última en abandonar la veintena tuvo que sumar además la crueldad de otro de los amigos del grupo, que, aprovechándose de su edad y su falta de escrúpulos, le desveló sin tapujos que las medallas que había ganado en los cursos de natación a las que acudía en la infancia en realidad se las daban a todos los niños.

Demasiados palos en una semana. Pintaba mal la historia esa de los 30. Hasta que un regalo lo cambió todo. Porque… ¿qué puede haber mejor que abrir la puerta de tu casa y encontrarte una bici del 68 cubierta por entero de flores?

bici de paseo y cesta llena de flores

Regalos como este alegran la vida. Y eso que la bici dista mucho de ser nueva. Según me comentan, se trata de una bici original de 1968, ahí es nada, que sin embargo apenas ha tenido uso. Comprada en el mercado de segunda mano, uno no puede por menos que imaginarse a su anterior dueño llevando algún vinilo de los beatles en la parte atrás, melena al viento, mientras soñaba con conquistar alguna chati en el guateque.

Hoy, en 2013, esa misma bici tiene ya 45 años, pero ha sido capaz de hacer feliz a otra persona completamente diferente. Porque si hay algo más bonito que regalar una bici es recuperar otra en desuso y volverle a dar la vida. Talleres, tiendas antiguas, desvanes, webs de anuncios o de avisos gratis, aquí o en cualquier parte del mundo, no es difícil encontrar las piezas para montar un nuevo sueño. Y es que no es difícil volver a vivir si uno tiene ganas de hacerlo. Incluso a los 30.

 

Personaliza ahora tu maillot

Compartir:

Otros artículos que te pueden interesar

Personaliza ahora tu maillot

¿Tienes un club al que quieras personalizar tu equipación? ¿Eres de los que tiene su propio estilo? Aquí podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Decirnos vuestra propuesta y sólo tendréis que ponéroslo!

Menú

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar