Por El Aguador – Desde que escribimos este blog, hemos hablado de montones de medidas para circular seguro con la bicicleta cuando los coches acechan. Retrovisores para la muñeca, luces especiales… y hoy os enseñamos un radar para detectar y conocer la distancia a la que tenemos a los coches que circulan detrás de nosotros.

Este dispositivo llamado Backtracker se compone de dos partes. En el manillar instalamos una de ellas, que nos indica la distancia y a la velocidad que vienen los coches por detrás; y en la parte trasera una potente iluminación hace visible al ciclista para los conductores que se aproximan por detrás gracias a pulsos de luz que incrementan su frecuencia e intensidad a medida que se aproximan los coches. Parte delantera del radar para ciclistas

El aparatito en cuestión es capaz de detectar vehículos a una distancia de hasta 140 metros que vengan a una velocidad de hasta 16o kilómetros/hora.

En este momento, el Backtracker está en proceso de desarrollo, y para que salga adelante del todo sus creadores (iKubu) están actualmente en un proceso de financiación a través de la plataforma de crowfunding Dragon. Necesitan 226.000 dólares, y de momento llevan captados poco más de 52.000 dólares.