Por Techo Díaz.- No es la primera vez que pasa porque desgraciadamente hay precedentes, pero ha hecho mucho ruido. En plena etapa reina y con las cámaras de televisión en directo Gian Luca Brambilla e Ivan Rovni se han liado a puñetazos. A Carlos de Andrés le ha subido el azúcar y ha despertado a media España, que estaba durmiendo la siesta en una etapa, que si bien ha sido preciosa, en esos momentos pasaba por su momento más aburrido.

https://vine.co/v/OzhthhFEUO9

No se le puede quitar ni un gramo de razón al periodista de televisión española por indignarse, pero ha sido muy gracioso. Perico Delgado trataba de calmarle y de reconducirle a la carrera, pero no había manera. Para colmo, los jueces han hecho el ridículo más espantoso que se recuerdan desde los tiempos en que los italianos iban partiendo narices a Luis Enrique. No se han enterado de nada.

Han tenido que ser los propios periodistas de televisión española quienes les dijesen que había bulla en el pelotón. Un poco chivatos, sí, pero es parte de su trabajo. Insistimos que aunque todo esto parece un vodevil, es altamente reprobable.

Con mucho retraso y suponemos que tras visionar varias veces el video que ya estaba arrasando en YouTube, los comisarios han hecho una detención muy al estilo de la Guardia Civil. El coche de carrera se ha acercado a Brambilla, que estaba escapado, y por un momento ha parecido que le iban a hacer soplar. No ha sido así, al final sólo le han dicho que se baje.

El italiano ha hecho miles de gestos, como si le hubiesen pitado un penalty que no ha hecho. Luego ha negado con la cabeza, ha buscado la cámara y le ha hecho un gesto. Un corazón con las manos. No se ha aclarado aún si es una promoción del programa de Anne Igartiburu, ironía, un mensaje para su novia o una señal de guerra.

Algo más han tardado en cazar a Rovni. El del Tinkoff Saxo ha hecho también algunos gestos, aunque el protagonismo ha sido más para su director Bjarne Rijs, quien ha protestado a los jueces como quien se acerca a discutir un fuera de juego. Injusto o no, ya que parece que esquiva el golpe, el corredor también ha sido expulsado.

Pero el ridículo más espantoso, además de los jueces, ha sido el del siempre impresentable director del Tinkoff, el multimillonario ruso Oleg Tinkov, que ha utilizado su cuenta de Twitter para echar más leña el fuego, y el tampoco afortunado Patrick Lefevere, CEO del Omega Pharma Quick Step. Su estúpida e intrascendete conversación sobre quién golpea primero recuerda a aquellos padres que incitan a sus hijos por pelearse en el recreo en lugar de compartir la plastilina.

twitter de Omega y Tinkoff

Personaliza ahora tu maillot

Compartir:

Otros artículos que te pueden interesar

Personaliza ahora tu maillot

¿Tienes un club al que quieras personalizar tu equipación? ¿Eres de los que tiene su propio estilo? Aquí podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Decirnos vuestra propuesta y sólo tendréis que ponéroslo!

Menú

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar