Froome tour 2015
  1. Inicio
  2. /
  3. Noticias del pelotón
  4. /
  5. El Tour se acaba en la primera etapa de montaña, como lleva haciendo desde 2012

El Tour se acaba en la primera etapa de montaña, como lleva haciendo desde 2012

Por Techo Díaz.- No sabemos aún qué pasará tras la tremenda exhibición de Chris Froome en la primera etapa con final en alto del Tour de Francia 2015, donde ha masacrado a sus rivales. Pero todo parece indicar que la carrera francesa seguirá un patrón similar al de la edición de 2014. Y a la de 2013. Y a la de 2012.

Con diferentes nombres, eso sí, pero las últimas ediciones de la carrera francesa han sido un calco de sí mismas. El corredor más en forma llega pletórico a la primera etapa de montaña, destroza a sus rivales y se acaba el Tour de Francia. Lo de Froome hoy nos parece inaudito, pero hace un año pasado se repetía la misma historia con Nibali, hace tres con Wiggins y hace dos con el mismo protagonista.

Froome gana
Arrasando en la Pierre-Saint-Martin

Parecía que iba a ser distinto, pero no. El Tour se queda sin emoción a las primeras de cambio, en la primera etapa de montaña. Quizás esta vez no tenga toda la culpa la carrera francesa, que ha introducido algunos cambios en la primera semana, sino la aplastante superioridad de algunos ciclistas, pero el caso es que por A o por B ya no hay emoción. El patrón se repite año tras año desde 2012: llega la primera etapa de montaña y el ciclista de turno ataca en la primera cumbre, se pone de amarillo y ya no lo suelta hasta París. Y además, en esa primear etapa, acaba por completo no sólo con las fuerza sino con la moral de sus contrincantes.

El año pasado fue Nibali en la Planche des Belles Filles, hace dos el mismo Froome en Ax 3 Domaines y hace 3 Wiggins otra vez en Planche des Belles Filles. La primera cima marca el sino de la carrera. Y a partir de ahí tedio absoluto. Lo más, según el país, emocionarse con la presencia en el podio de algún joven corredor como Pinot o Quintana.

Este año podría ser distinto, cierto, pero es un poco clavo ardiendo. Quizás Froome, cuyo mayor enemigo es la ansiedad por ganar, llegue desfondado a los Alpes, como ya hizo en 2013, pero entonces su ventaja será tal que será difícil destronarle. Sólo un trabajo brillante y coordinado de estrategia entre los Movistar, alguna locura de Contador o un oportunismo de Van Garderen podrían arruinar el trabajo de los Thomas, Porte (que ahora sí va) y compañía. Tendría que ser una genialidad digna de los libros de historia. Pero es el único clavo que queda por arder. Todo lo demás es tedio. Aunque gane, como así está siendo, el mejor.

 

Personaliza ahora tu maillot

Compartir:

Otros artículos que te pueden interesar

El gran tesoro que tienen en Burgos

El reposo y el paso de los días siempre da una perspectiva diferente de las cosas. Por eso, ahora que…

Personaliza ahora tu maillot

¿Tienes un club al que quieras personalizar tu equipación? ¿Eres de los que tiene su propio estilo? Aquí podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Decirnos vuestra propuesta y sólo tendréis que ponéroslo!

Menú