Por un Señor de Toledo.- Mucho se dice y se ha escrito acerca de las numerosas y dispares ventajas que ofrece la actividad de montar en bicicleta, como muchos son también los estudios que vienen a corroborar estas afirmaciones. En nuestro caso, no nos vamos a centrar en uno en concreto sino que vamos a intentar recopilar todos los beneficios que se le encuentran a la bicicleta como actividad de ocio y deportiva, como medio de transporte o como una forma de vida.

Con tu bici te puedes sentir así de bien

Con tu bici te puedes sentir así de bien

Razones de salud, sociales, medio ambientales e incluso económicas hacen de la bicicleta una actividad muy beneficiosa, difícilmente igualable por otras disciplinas deportivas o hábitos de vida. Ahí van las 12 razones por las que El Tío del Mazo te anima a montar en bici:

  1. El uso de la bicicleta fortalece a la persona física y mentalmente. Sin duda, montar en bici nos dota de una mejor forma física general y sirve para liberar muchas tensiones y nuestra mente de las preocupaciones del día a día.
  2. El pedaleo quema calorías y es beneficioso para el corazón. Con una hora de bicicleta a un ritmo no demasiado exigente se queman cerca de 500 calorías. Es uno de las mejores actividades para quemar grasas y por tanto, luchar contra el colesterol, una de las primeras causas de enfermedad cardiovascular.
  3. Montar en bici tonifica los músculos de las piernas, como los cuádriceps o los isquiotibiales. Si no tienes mucho tiempo para practicar este deporte, puedes ir al trabajo o de compras con una bicicleta de paseo y los beneficios para tus piernas serán muchos también.
  4. Fortalece la zona lumbar. Y es que debido a la postura, levemente inclinada hacia delante sobre el manillar, fortalecemos los músculos de la zona lumbar de la columna, con lo que mejoramos la resistencia de la base de nuestra espalda y, a la larga, disminuimos la posibilidad de tener hernias. Eso sí, asegúrate de mantener una posición correcta en tu bici en todo momento.
  5. Refuerza las rodillas y previene lesiones en esta zona. Gracias a la bicicleta fortaleces la musculatura que ejerce de sujeción de la rodilla, y éstas no se ven tan castigadas como en otras actividades físicas ya que se trata de un deporte de bajo impacto.
  6. Este ejercicio reduce en gran medida el estrés. Es un deporte que no requiere una altísima concentración ni una estrategia, ni pensar en los siguientes pasos, por lo que en la bici puedes dedicarte ese tiempo para ti, para pensar, para escuchar música o sencillamente para desconectar. Sobre la bici eres el dueño de tus pensamientos.
  7. Aumenta nuestro sistema inmunológico y nos protegemos mejor de enfermedades. Como casi todas las actividades físicas, favorece el fortalecimiento de nuestro sistema de defensas. Además, la actividad cardiovascular aumenta la segregación de endorfinas, la hormona de la felicidad, lo que hará que tengas una agradable sensación de satisfacción tras el ejercicio.
  8. Con la bicicleta ahorramos. Indudablemente, el ahorro con respecto a otros medios de transporte es palpable, ya que no gastamos combustible. Por lo tanto, si miramos por el bolsillo, también encontramos ventajas y más si pasa como en Francia que te pagarán por ir al trabajo in bici.
  9. Ayudamos a la preservación del Medio Ambiente. Menos emisiones contaminantes, mejora del medio ambiente, con todos los beneficios que ello conlleva.
  10. Mejora nuestras relaciones sociales y haces amigos. Indudablemente, si mejoramos nuestra forma física mejora nuestra apariencia, nuestro ánimo y también estamos más dispuestos a conocer nueva gente y compartir experiencias o salidas en bici con otros ciclistas.
  11. Por qué no decirlo, ligamos más. Más delgaditos y en forma, con mejor ánimo… Blanco y en botella… Vuestro éxito en el terreno amoroso mejorará sin duda.
  12. Pone una sonrisa en tu cara. Siempre y cuando no llegué el ‘listillo de turno’ con su coche o moto a amedrentar y fastidiar al ciclista.