Veleta vuelta ciclista
  1. Inicio
  2. /
  3. Noticias del pelotón
  4. /
  5. Los puertos que nos gustaría ver en la Vuelta 2016

Los puertos que nos gustaría ver en la Vuelta 2016

Por Techo Díaz.– Poco a poco se van conociendo los escenarios donde se desarrollará la próxima Vuelta Ciclista a España. Se sabe que habrá una crono en Alicante, que se subirá al Mirador de Ézaro y que habrá un exigente final en La Camperona. Como suele ser habitual, los entresijos se acabarán desvelando seguramente antes de su presentación oficial, pero no es menos cierto que aún nos queda algún resquicio para soñar que la Vuelta, este año sí, se acercará a nuestro pueblo o pasará por esas cumbres de leyenda que tanto nos gustan.

Montañas más queridas en España
Angliru, el indiscutible número 1

En este post vamos a hablar no tanto de los puertos que nos gustaría que se subieran a nosotros, los redactores de este blog, como a nuestros lectores, en una suerte de ranking no oficial (ni oficioso, sí me apuran), de las cimas más queridas en España. Los datos los hemos obtenido casi por casualidad, de manera no buscada, a raíz de un concurso en Facebook en el que regalábamos un polo de la marca Transparent. Para participar en el sorteo preguntábamos a nuestros lectores qué puerto les gustaría que se subiese durante la Vuelta Ciclista 2016 y la verdad, nos abrumó el número de respuestas y la amplia variedad de las mismas.

Algo más de 70 montañas llegaron a aparecer entre las respuestas, de todos los puntos de nuestra geografía, algunas incluso perfectamente detalladas con sus porcentajes, la vertiente elegida e incluso los puertos anteriores. Tras un laborioso recuento, podemos afirmar que, por su leyenda, por su dureza, por su proximidad o quién sabe por qué criterio, estas son las montañas favoritas de nuestros lectores:

  1. Angliru. El coloso asturiano es el líder indiscutible para la afición. Desde aquella gloriosa aparición de José María Jiménez el Chava entre la niebla la primera vez que se coronó, hasta los duelos entre Chris Froome y el Bisonte, la montaña de las rampas inmisericordes ha calado hondo en el corazón de los aficionados. Muchos años sin subirse ya, pensarán algunos. Lo cierto es que ocupa el primer lugar entre nuestras montañas con un 6,98 % de los votos.
  2. Bola del Mundo. El puerto madrileño ocupa el segundo lugar entre las preferencias de los aficionados. A pesar de su escasa historia en La Vuelta (es aún más joven que el Angliru), su cercanía al final de la ronda y sus durísimos tres kilómetros finales han hecho que veamos serpentearse al mismísimo Vincenzo Nibali y sufrir incluso a Alberto Contador. Un 4,36% de nuestros lectores lo señalan como primera opción para que vuelva a ser juez de la carrera
  3. Lagos de Covadonga. El tercero de los clásicos, quizás el mito más antiguo de la ronda española. Desde Perico a Jalabert son muchos los grandes del ciclismo que se han doctorado en su cima. Y además tiene algo que lo diferencia de los dos anteriores y de otros mitos ciclistas como el Ventoux. Es jodidamente bonito de principio a fin. Alcanza la tercera posición con un 3,93% de los votos.
    contador en lagos covadonga
    El clásico de los clásicos
  4. La Cubilla. En la cuarta posición de la lista empatan tres puertos, dos de ellos inéditos en la Vuelta. La Cubilla es un puerto largo y tendido que arranca en León para concluir en la villa asturiana de Tuiza. Para muchos aficionados su largo kilometraje sería una buena opción para probar ataques desde lejos, una fórmula algo diferente a los puertos más cortos y empinados que han predominado en las últimas ediciones. Conocido como el Galibier asturiano, Javier Guillén ha comentado en alguna ocasión que no ve muy lejano el día en que la Vuelta se acerque a sus rampas.
  5. Rat Penat. El puerto catalán ocupa un puesto de honor en la lista, sorprendentemente por encima de sus colegas pirenaicos. La dureza de sus rampas, que en algunos metros alcanza el 23%, enamora a más de un aficionado a pesar de su corta longitud, 4,3 kilómetros. Justo lo opuesto a La Cubilla, corto y con rampones, una fórmula que tiene sus adeptos y que la Vuelta ya probó en las ediciones de 2010 y 2013. De seguir la lógica numérica, 2016 debería ser el año del retorno…
  6. Gamoniteiro. La Vuelta nunca ha ascendido a este coloso asturiano de 15 kilómetros de longitud, con un desnivel positivo de 1.465 metros, una pendiente media del 9,7% y rampas que se acercan al 20%. Los problemas de espacio son el mayor handicap al que se enfrenta el “hermano del Angliru”, nunca antes subido en La Vuelta pero querido y admirado por todos los cicloturistas. Al igual que los otros dos puertos anteriores, obtuvo un 3,49% de los votos.
    Vuelta Ciclista Gamoniteiro
    El Gamoniteiro (foto canalciclismo.com)
  7. Lagunas de Neila. La séptima posición es en exclusiva para el puerto burgalés, opción elegida por un 3,05% de los participantes. La cumbre apenas tiene precedentes (una victoria del Chava en el 98) en la ronda española, pero cada verano marca uno de los momentos cumbres de la temporada ciclista en la famosa subida que cierra la Vuelta a Burgos. Y eso no es poco para ganarse el corazón de los aficionados.
  8. Ancares. Otro clásico de nuevo cuño que se ha afianzado en el olimpo de los puertos nacionales. Ancares, mazazos a pares titula un conocido blog de ciclismo cada vez que se pasa por allí. E indefectiblemente acierta, porque la montaña es dura de pelotas. Las victorias de Contador y Purito han engrandecido aún más el mito de una montaña que recoge un 2,62% de lo votos.
  9. Veleta. Granada no podía faltar en la lista de puertos más queridos por la afición. El Veleta podría encuadrarse en un categoría aparte, ya que hablamos de la carretera más alta de Europa y pedalear a más de 3.000 metros no tiene parangón con nada. Como bien saben Rominger, Horner o Dani Moreno, Sierra Nevada suele ser un habitual en la ronda nacional, aunque nunca se ha pasado de los 2.500 metros de altitud. Algunos reclaman ya esa larga subida que lleve hasta lo más alto del pico Veleta.
    Veleta vuelta ciclista
    El Veleta
  10. Moncalvillo. Una de las sorpresas de la lista. Dicen los entendidos que es el puerto más duro de la Rioja, con rampas que llegan al 15% y 14,5 kilómetros de longitud. Nunca se ha subido en la Vuelta a España, aunque sí hay precedentes ciclistas. Y vuelve a salir como no el nombre del Chava, que en la Vuelta a Rioja del 94 destrzó al entrañable Alex Zülle en las rampas de este durísimo puerto
  11. Cruz de la Demanda. Y cierra la lista, empatado a votos con los dos precedentes, otro puerto riojano de larga historia en la ronda nacional: el Alto de la Cruz de la Demanda. Sus rampas, de tan grato recuerdo para Tony Rominger, logran un 2,18% de los votos.

Cuitu Negro, Puig Major, Teide, La Covatilla, La Camperona, Xorret de Catí, Las Palomas, Mont Caro, Peña Cabarga, Calar Alto, Arrate, El Escudo, San Miguel de Aralar, La Frontera y así hasta 70 puertos tienen también menciones y votos en la repartida lista de puertos más deseados en la Vuelta Ciclista a España. Por suerte, montañas no faltan en esta rincón de planeta en el que nos ha tocado vivir. Pero de eso ya hablaremos en próximos posts…

 

Personaliza ahora tu maillot

Compartir:

Otros artículos que te pueden interesar

Personaliza ahora tu maillot

¿Tienes un club al que quieras personalizar tu equipación? ¿Eres de los que tiene su propio estilo? Aquí podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Decirnos vuestra propuesta y sólo tendréis que ponéroslo!

Menú

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar