Por Techo Díaz.- Llegó el día de la esperada presentación del Movistar Team, el único equipo español de categoría World Tour. Digo esperada porque es la única presentación de un equipo World Tour español y además es -y esto viene siendo costumbre- la del mejor equipo del mundo. Lo fue en 2015 por tercer año consecutivo y aspira a volver a serlo en 2016. Además la presentación -este año con un juego de luces y colores muy vistoso- cada año se supera.

equipo ciclista Movistar

Este año estaba pensada para televisión y podrá verse en Canal + Deportes (Dial 51 Movistar TV) a las 21.30 horas. Es de agradecer que el ciclismo vaya ocupando cada vez más espacio en las televisiones. Seguro que es una asociación beneficiosa para todos. Los espectadores podrán ver las palabras de Valverde, Quintana Nairo, Alex Dowsett y Andrey Amador. Y del sempiterno Unzué y de Carlos López Blanco, cabeza visible de Telefónica. Que no esperen eso sí, que Nairo se moje.

Y hace bien el colombiano en contener un poco la euforia que se respiraba en el Distrito Telefónica. Movistar ha enlazado tres temporadas escandalosas, con éxitos sonoros en lo deportivo que lo han confirmado tres veces consecutivas como mejor equipo del mundo. Y ese mismo objetivo quiere conseguir en 2016, algo que ya prácticamente casi todo el mundo da por hecho.

No es para menos. En alguna de las rondas (normalmente el Tour) suele parecer que el Sky es el equipo más poderoso del mundo, en otras lo parece el Astana de Nibali y Fabio Aru, pero al final es siempre Movistar el que más suma. Porque es el único, con permiso de Astana, que tiene dos grandes líderes consagrados entre los 5 mejores del mundo. Y si Quintana y Valverde mantienen su nivel en 2016 los refuerzos de Dani Moreno y Nelson Oliveira no van a restar nada. Movistar es claro favorito a repetir la corona de mejor equipo del mundo.

Otra cosa es pasar de ahí, algo de lo que nadie parecía dudar en la presentación de hoy. Desde Telefónica y desde el equipo se transmitía el convencimiento de que 2016 va a ser aún mejor que la temporada pasada y eso es algo que a finales de enero parece sumamente complicado. Nadie duda de que Quintana pueda ganar el Tour, pero tampoco de que lo puedan hacer Froome o Contador. No hay nada claro a estas alturas. Y para superar el 2015 Movistar tiene que ganar el Tour de Francia.

Eso es algo bastante difícil. Puede que límite sea el cielo, puede que lo sea el Tinkoff, o puede que lo sea una caída, una indigestión o una mala preparación. Hay miles de factores que pueden influir en el resultado. Lo único que la afición no perdonará nunca a este equipazo será que Nairo no ataque en la montaña. O que de la sensación (equivocada por supuesto, pero incontrolable) de que se conforma con el segundo puesto.

El ciclismo se alimenta de gestas como la de Fabio Aru en Cercedilla o la de Contador en el Mortirolo. Aunque se pierda. Como Poulidor, Perico, el Chava o Tom Dumoulin. Y lo que todo el mundo va a pedir a Nairo es que ataque. Que haya Tour más allá de la primera etapa de montaña. Para un equipo que ha clavado todas las estadísticas en 2015, que seguramente volverá a ganar carreras con Valverde, Amador, Anacona, Dowsett, Dani Moreno y los Herrada, supere su esplendoroso 2015 sólo hace falta una cosa: que Nairo haga sufrir a Froome, a Contador o a quien de amarillo vista en la carrera más seguida del mundo.

Todo lo demás será empatar, que también sería la hostia.

plantilla equipo ciclista movistar

Enero de 2016, Movistar Team