Por Techo Díaz.- Vuelve uno de nuestros premios más clásicos, el de Mejor Montaña del Año. La categoría premia no a la mejor montaña (todas las montañas son buenas, lo importante es ser montaña) sino a aquella que acogió el mejor espectáculo ciclista en 2016.

Y como veréis por los nominados y recordaréis enseguida, 2016 volvió a demostrar que el tamaño no importa, que no siempre las más largas o las más empinadas con las que dan más placer, sino que depende única y exclusivamente de la carrera. Si hay ganas de liarla parda y fuerzas para ello, a veces la mejor montaña no es siempre la que aparecía en las quinielas antes de correr una gran vuelta. Aunque eso, queridos lectores, lo decidirán ustedes con sus votos.

Recordamos además que participando en la votación entran en el sorteo de un maillot de ciclismo profesional, uno que mola, modelo Urkiola. ¡Suerte!

1. Mont Ventoux. No solo es una cima mágica, si no que en ocasiones ocurren cosas… Este año ni siquiera se subía entera, pero un accidente con la moto tiró al suelo a los tres que iban por delante: Richie Porte, Bauke Mollema y Chris Froome. Y ya saben lo que pasó, el inglés se puso a correr sin bici y las imágenes dieron la vuelta al mundo. No sé si fue la etapa de montaña más bonita del año, pero sí desde luego la más comentada…

2. Formigal. Lo que decíamos antes. No siempre las grandes montañas ganan a las pequeñas. En una etapa “de medio pelo” Alberto Contador atacó desde el inicio, apelando al espíritu de Fuente De. Y a punto estuvo de repetir hazaña si no fuese por un atentísimo y avispado Nairo Quintana que cimentó ese día su triunfo en la Vuelta a España. Entre los dos, Castroviejo, Fernández y los gregarios que aún le quedaban en el Tinkoff demostraron al mundo que vencer al Sky (incluso humillarle) es totalmente factible.

Formigal Vuelta ciclista 2016

3. Risoul. El Giro de Italia 2016 fue espectacular, con lucha sin cuartel hasta el penúltimo día de carrera. Todo parecía sentenciado a favor de Kruijswick cuando bajando el Agnello el holandés se dio el castañazo del año (con permiso del que el propio Nibali se dio en lo los JJ.OO. de Río) y desató las ambiciones del Tiburón de Messina, que atacó llevándose a rueda a Esteban Chaves, al que al final dejó en las rampas de Risoul. Etapa para la épica y la historia.

4. Colle della Lombarda. Otra vez el Giro. Pero es que esta año fue sensacional. En al penúltima etapa de la ronda, Vincenzo Nibali culminó su vendetta dejando atrás a Esteban Chavez y ganando un giro en el que solo 3 días antes del final estaba a 4’43” del líder. Nada como creer en uno mismo.

5. Lagos de Covadonga. La mítica y homenajeada cima volvió a renacer de sus cenizas en 2016 con una etapa a la altura de su leyenda. Se descolgó Froome a las primeras de cambio, endureció entonces Movistar y atacó Alberto Contador, llevándose a Nairo Quintana. El colombiano, que ya sabe cómo se las gasta Froome y sus recuperaciones, dejó al de Pinto y voló solo hacia arriba, a la cima donde tantos colombianos han hecho historia. Mientras, Froome empezaba a ganar posiciones como un loco y el milagro de la remontada parecía más que posible. Le faltó montaña al inglés o le sobraron piernas al colombiano, pero la etapa, el rojo y la gloria se las llevó en esta ocasión Nairo Quintana.

Froome 2016 montaña

Personaliza ahora tu maillot

Compartir:

Otros artículos que te pueden interesar

Personaliza ahora tu maillot

¿Tienes un club al que quieras personalizar tu equipación? ¿Eres de los que tiene su propio estilo? Aquí podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Decirnos vuestra propuesta y sólo tendréis que ponéroslo!

Menú

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar