jirafa carrera ciclista
  1. Inicio
  2. /
  3. ¡Monta en bici!
  4. /
  5. La jirafa que se apuntó a una carrera de Mountain Bike

La jirafa que se apuntó a una carrera de Mountain Bike

Por Techo Díaz.- Voy a contar una historia que es totalmente cierta, y me ocurrió hace ya un buen puñado de años. Una tarde, puede ser de primavera, estaba montando en bici por un camino del levante mallorquín con cuatro amigos cuando de repente de ellos alzó el brazo y gritó: ¡¡¡un canguro!!!

Teníamos en torno a catorce años. Demasiado pronto para las drogas (entonces se empezaba más tarde) y demasiado mayores para ensoñaciones infantiles. Era empíricamente cierto. Un canguro, en completa libertad, estaba dando saltos por el campo de Mallorca. Y a lo lejos se veía otro. No tenían excesivo miedo, pero tampoco se acercaban mucho a los humanos. Estaban a su bola, como si siempre hubiesen sido parte del paisaje.

Alguno de mis amigos propuso cazarlo, pero desistimos. Llevarlo en la bici hubiera sido un engorro y ninguno teníamos jaula para canguros. Así que continuamos nuestro camino. No existían los móviles y ni siquiera pudimos subirlo a YouTube, y la historia quedó como una anécdota más de las muchas que se cuentan con esa edad.

Aunque en este caso la gente nos creía. Y no solo porque fuese cierto, sino porque además, como supimos luego, tenía una explicación bastante razonable para la gente de la zona. El canguro en cuestión estaba pastando (o lo que sea que hagan los canguros) en una lengua de tierra conocida como Punta de n’Amer, situada entre las playas de Sa Coma y Cala Millor. Muy cerca del conocidísimo Safari Park, una institución de la zona que lleva entreteniendo a niños alemanes desde como poco mediados de los 80.

Punta Amer Mallorca
La Punta de n’Amer, el lugar donde vimos el canguro

En aquella época, además, estaba cambiando de ubicación. De un lado de la carretera que lleva a la playa pasó al final de la misma, ya en la carretera que lo une con Portocristo. Y claro, algunos animales sintieron añoranza de los antiguos terrenos y escaparon, con la buena fortuna para ellos de toparse con gente como nosotros y la magistral suerte para nosotros de que no fuesen leones que se habían saltado el desayuno.

Pero eso no lo piensas cuando, de repente, un día cono otro cualquiera, ves unos canguros cerca de tu bicicleta, sueltos, como la cosa más normal del mundo. Piensas que se te ha ido la mano con los corn-flakes o que te has llevado el bote sorpresa de Nescuik. O que te has vuelto rematadamente loco.

Así que no quiero ni imaginarme cómo se debieron sentir hace unos días los participantes de la Cape Pionner Trek cuando se cruzaron con una jirafa con las pulsaciones al 200 por ciento en medio de una carrera. Porque ojo, sin desmerecer a los canguros, una jirafa impone de verdad. Mirad su imponente tamaño al lado de un simple y mortal ciclista.

jirafa carrera ciclista

Y es que la jirafa en cuestión no se cruzó en el camino de los ciclistas, sino que se apuntó a la carrera. Se puede ver claramente en la foto: está galopando entre los ciclistas.

ciclismo y jirafas

Según relata el Daily Mail, la entusiasta jirafa se coló en medio de la carrera, celebrada en Sudáfrica, y se picó con algunos de los participantes, además en un tramo en que la carrera venía lanzada, cuesta abajo, por suerte para los ciclistas. Y es que las jirafas, además de tener unas patas enormes (1,80 m. de alto), son unas excelentes velocistas. Alcanzan velocidades por encima de los 60 km/h, aunque no son grandes fondistas. Enseguida se cansan, lo que les imposibilita para disputar pruebas como el Tour de Francia.

Tiene que dar cierto miedo una jirafa. Viendo las imágenes, he recordado una cosa que aprendí de pequeño y que acabo de verificar en Google. Los tres golpes más fuertes que hay en el reino animal son el de la cola de la ballena, la coz de la jirafa y el zarpazo del león. Y es lógico, usan las coces precisamente para defenderse de los zarpazos de los leones. Así que ni te quiero contar lo que pueden hacer con los ciclistas.

Por suerte, no pasó nada de nada. La jirafa quería divertirse, sin más, y todo se ha saldado con unas bonitas fotos y un plus de popularidad para la carrera. Así da gusto. Jirafas y ciclistas unidos en una carrera popular. Llevándose bien, no hay como pedalear en compañía.

Cape Pionner Trek

 

Personaliza ahora tu maillot

Compartir:

Otros artículos que te pueden interesar

Personaliza ahora tu maillot

¿Tienes un club al que quieras personalizar tu equipación? ¿Eres de los que tiene su propio estilo? Aquí podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Decirnos vuestra propuesta y sólo tendréis que ponéroslo!

Menú

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar