Por Un Señor de Toledo.- En nuestra sección de pruebas de productos directamente relacionados con la bicicleta, hemos tenido la oportunidad de probar el limpiador quita grasas de Simple Green . Lo hemos probado además en bicicleta de MTB que siempre es más tendente a acumular suciedad y más residuos en la transmisión.

 

Antes de ver nuestra prueba os tengo que contar varias cuestiones que me han llamado la atención acerca del producto, como es la biodegradabildiad del mismo lo que hace que sea sostenible y respetuoso con el medio ambiente, cuestión muy a tener en cuenta. También nos ha llamado la atención, la apuesta de la marca por el deporte, a través del patrocinio del Club de Basquet Martorell que compite en Leb Plata.

También, siguiendo las instrucciones del propio fabricante os dejo unas nociones básicas e instrucciones de uso para la limpieza de la bicicleta.

  1. Al limpiar la suciedad difícil, humedezca previamente la superficie. Esto ayudará a que Simple Green penetre en la suciedad y facilite su limpieza.
  2. Aplicar la solución Simple Green. Dejar el producto en remojo durante un minuto más o menos para que la suciedad y las manchas de grasa se disipen.
  3. Frotar en caso necesario. Frotar con un cepillo suave o un paño no abrasivo proporciona agitación, lo que ayudará a eliminar la suciedad y garantizará una limpieza absoluta y una superficie sin residuos.
  4. Enjuagar con agua limpia. Enjuagar limpiando con una esponja de microfibra humedecida o un paño no abrasivo para garantizar una superficie sin residuos. Las superficies en contacto con la comida y con mascotas se deben enjuagar con abundante agua limpia.
  5. Secar y abrillantar con una esponja limpia de microfibra, un paño no abrasivo o toallitas de papel. Para conseguir superficies reflectantes, acabados brillantes, y vidrios y metales abrillantados, este paso final dejará una superficie sin marcas y una limpieza resplandeciente.

Recomendación de disolución del producto dependiendo de lo que queramos limpiar

Para la suciedad difícil y muy incrustada como derrames de grasa, restos de comida pegados, superficies sucias, aceite de cocinar, lápiz, etc.

Aplicar Simple Green sin diluir

Limpieza diaria moderada

Diluir aproximadamente 28 g de Simple Green en 1 vaso de agua.

Limpieza suave. Polvo y huellas sobre superficies reflectantes o muy brillantes.

Diluir aproximadamente 28 g de Simple Green en 4 vasos de agua.

Para ver cómo hemos llevado a cabo la prueba, el resultado y las impresiones acerca del producto lo puede hacer a través de este vídeo de nuestra prueba: