Los carriles bici del futuro

carril bici futuro

Por Techo Díaz.- Es solo un prototipo, pero los carriles bici y los pasos de peatones podrían variar considerablemente en un futuro cercano. En Londres se ha presentado un proyecto basado en luces led que ayuda a evitar accidentes y aumenta la seguridad para ciclistas y peatones.

El sistema incluye un paso peatonal con luces LED que cambian de color cuando alguien cruza la calle mirando su móvil y se aumenta de tamaño si detecta que hay una gran cantidad de personas esperando para cruzar. En definitiva, los pasos de peatones aparecen o desaparecen en función del tráfico y la necesidad, y lo mismo ocurre con carriles bici.

Aunque nada mejor que ver el video para entenderlo a la perfección.
 

En el caso de las bicis, no solo se va marcando en rojo el carril donde deben circular, sino que se alerta de la presencia de posibles peatones que pueden no ser vistos por la existencia de vehículos grandes. Si hay algún peatón cruzando, el carril bici desaparece, avisando con tiempo al ciclista de que debe frenar en ese punto.

El proyecto ha sido diseñado por UmbrelliumEs y recibe el nombre de Starling CrossingSTigmergic Adaptive Responsive LearnING Crossing o “paso de cebra adaptativo inteligente”, que se adapta a la situación en la vía en base a su propia inteligencia.

¿Cómo funciona este invento? Según explican en Nobbot, hace uso de varios sensores y cámaras a la hora de detectar tanto el tráfico rodado como el peatonal, de modo que no se pierda detalle de quién ocupa la vía y cómo. El sistema detecta a cada persona y vehículo, así como su trayectoria esperada en base a la que ha ido captando hasta ese momento sumado a millones de históricos:

Estos históricos (datos previos) tienen una enorme importancia en este proyecto, y es que la estigmergia que forma parte de su acrónimo (STigmergic Adaptive Responsive LearnING Crossing) es clave. La estigmergia es un tipo de negociación social que se da en muchos insectos y que les ayuda a coordinar por dónde ir. En las hormigas vemos que todas siguen el mismo camino sin necesidad de hablar entre ellas, por ejemplo.

Mientras que las hormigas marcan el camino mediante hormonas, el STARLING Crossing lo marca haciendo uso de históricos previos, de manera que cuanto más se usa el paso de cebra más optimizado y seguro es. Gracias a estos datos, se “negocia” (es una negociación informáticaquién tiene preferencia, cómo y cuándo.

Ignoramos si esto es solo uno de esos proyectos que acabarán en nada, o de los que simplemente se ahogan por la falta de financiación, pero sin duda es un paso hacia las ciudades inteligentes que todos esperamos en el futuro. Un futuro en el que todos pedaleemos y caminemos en paz, se reduzcan los accidentes y no se pierda tanto tiempo en los semáforos. Por pedir no será. Parece un plan estupendo.

carril bici futuro

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies