Así buscará la UCI los motores en las bicicletas durante las competiciones

Por el Aguador – La Unión Ciclista Internacional dio a conocer hace unos días los métodos de detección de motores que utilizará para combatir posibles fraudes tecnológicos durante la temporada 2018, así como otras tecnologías que está desarrollando en esta dirección.

La UCI implementará una serie de medidas que abarcan todos los métodos de detección actualmente disponibles. Además de las tabletas de escaneo magnético y las cámaras termográficas ya en uso, la UCI ha adquirido una unidad móvil de rayos X especialmente diseñada para estos menesteres.

El equipo de rayos X es completamente seguro para sus operadores y el público, y será transportado de carrera en carrera a lo largo de la temporada. Capaz de producir una imagen de rayos X de una bicicleta completa en tan solo cinco minutos, esta tecnología se utilizará para validar las actuaciones de ganadores y líderes y eliminar cualquier sospecha sobre los resultados de las carreras.

Desarrollado con el apoyo de VJ Technologies, proveedor de soluciones de tecnología de rayos X para las industrias automotriz, aeroespacial, energética, nuclear y de armamento, el método ha recibido las autorizaciones necesarias para su uso en los países que albergan eventos emblemáticos de ciclismo.

Detector de motores en bicicletas por rayos X
Foto: UCI

Gracias a estos tres métodos complementarios, la UCI plantea para esta temporada con el plan de acción más sólido jamás implementado para combatir el fraude tecnológico, con pruebas programadas para 150 días de carreras en los cinco continentes. Todas las disciplinas y categorías de edad estarán cubiertas.

Con el objetivo de fortalecer aún más estas medidas y eliminar cualquier duda, la UCI también ha anunciado una asociación con CEA Tech para identificar el enfoque óptimo para el diseño de dispositivos que detecten los campos magnéticos asociados con los motores ocultos. El objetivo es ofrecer monitoreo continuo en tiempo real durante toda la carrera.

Para reforzar sus recursos en la lucha contra el fraude tecnológico, la UCI también está trabajando en un dispositivo de detección portátil, basado en la tecnología de detección magnética, que sería accesible para las Federaciones Nacionales. El objetivo de la UCI es desarrollar una forma de seguimiento de los equipos (cuadros y ruedas) basada en la identificación por radiofrecuencia (RFID).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies