Por Techo Díaz.- Hace ya meses que tenía claro que el Tour de 2018 iba a ser el más interesante de los últimos tiempos, pero no imaginaba ni de lejos el por qué. La guerra abierta entre ASO y la UCI a propósito de Froome ha derivado en un “a ver quién la tiene más larga” digno de Florentino y Rubiales, en una especie de ‘Juego de Tronos’ donde cada día nos acostamos pensando que uno de los bandos va a ser el ganador para despertarnos con sorpresa el capítulo siguiente.

Ayer domingo el Tour lanzaba su noticia bomba, con piscinidad y alevosía. Chris Froome no correría el Tour de Francia 2018. En base al artículo 28 de su reglamento, la carrera se reserva el derecho de impedir la participación o descalificar del evento a los equipos o los miembros cuya presencia suponga un daño para la reputación de la organización o de la competición.

A Sky no le tembló el pulso, aunque mantuvo un perfil bajo. Probablemente porque tenían un as bajo el brazo. Hoy lunes la UCI ha cerrado todos los procedimientos antidopaje abiertos contra Chris Froome, le ha ratificado como ganador de la Vuelta y el Giro y le permitirá estar en la salida del Tour de Francia el próximo sábado 7 de julio.

Froome Tour Leon hijo

¿Qué va a pasar ahora? Previsiblemente, Chris Froome estará en la salida. El Tour de Francia, que realmente no vetó directamente al inglés en el Tour sino que deslizó una filtración a Le Monde, lo tiene muy chungo para defender que la presencia de Froome supone un daño a la reputación de la carrera. Puede caer mejor o peor, pero el ciclista del Sky está oficialmente exonerado. Alinear a una ciclista que no está sancionado no tiene por qué suponer un daño reputacional. Es más, Christian Prudhomme, director general del Tour de Francia, ha anunciado, horas después de conocerse el veredicto de la UCi, que Froome correrá el Tour, y que abandona cualquier procedimiento en su contra.

Además, hay precedentes, en un sentido o en otro. El Tour se vio obligado a readmitir a Tom Boonen, al que trató de dejar fuera, por un positivo por cocaína fuera de competición. También a Manolo Saiz y a Richard Virenque, a quienes consideraba dañinos para la imagen de la carrera. Sin embargo, pudo impedir la participación del Astana en 2006 y en 2008, aunque no por daños reputacionales. En el primer caso, los tribunales le dieron la razón al equipo kazajo, pero este no disponía de corredores suficientes al estar casi todos implicados en la operación Puerto. En 2008, año en que Alberto Contador pudo haber ganado el Tour, la carrera simplemente no invitó al Astana, que precisaba de una Wild Card para competir.

Así que mucho éxito no ha tenido el Tour hasta la fecha con sus vetos. Otra cosa será la terrible presión mediática y de la afición con la que deberá convivir Chris Froome. Inhaladores gigantes para animarle en las carreteras, previsibles insultos en las cunetas… todo lo que ya ha vivido en anteriores ocasiones multiplicado por 10, con el apoyo incondicional del camacho gabacho, Bernard Hinault, al mismo al que podría igualar en títulos.

¿Qué escenario se presenta ahora para los espectadores? Pues uno muy interesante. Al interés que ya suscitaba de por sí este tour con la etapa del pavés, los circuitos cortos y explosivos y los ocho de gala de los equipos, se suma una verdadera incógnita: el rendimiento de Chris Froome. Algunos ya lo ven como ganador indiscutible, arropado por un equipo de ensueño y la moral por las nubes tras ganar, en una misma mañana, una Vuelta y un Giro que en algún momento seguramente dio por perdido. Pero, ojo, también le tiene que haber causado desgaste.

Sea como sea, se presenta una Grande Boucle, cuando menos diferente, con opciones para otros equipos. Quizás ayer Quintana, Nibali y Bardet se frotaban las manos al leer las noticias que llegaban desde Francia. Quizás no, pero sus opciones siguen intactas. Nadie, ni siquiera Froome, puede abstraerse a la presión que este conflicto, que recuerda poderosamente a la Guerra de los 100 años, lleva consigo. Veremos qué pasa en las carreteras. La solución, en cosa de 5 días.

Respect ciclismo

 

Personaliza ahora tu maillot

Compartir:

Otros artículos que te pueden interesar

Personaliza ahora tu maillot

¿Tienes un club al que quieras personalizar tu equipación? ¿Eres de los que tiene su propio estilo? Aquí podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Decirnos vuestra propuesta y sólo tendréis que ponéroslo!

Menú

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar