Probamos el Fitbit Versa, una elegante opción para la muñeca

Fitbit Pet

Por Techo Díaz.- Se pueden decir muchas cosas de él, pero por encima de todo Fitbit Versa es un weareable que entra por los ojos. Tiene un diseño precioso.

Esta es su principal virtud, que la gente se queda mirando lo que llevas en la muñeca. Y eso de por sí ya proporciona un secreto placer nada desdeñable como argumento de compra.

Fitbit Pet

A partir de ahí, podemos entrar en el debate sobre si estamos ante una pulsera deportiva o un smartwatch, esto es, tope gama o gama media, en función de las prestaciones. Se echa de menos, a la hora de montar en bici, que no tenga GPS, pero si estás buscando un reloj para ser el nuevo Froome entonces te estás equivocando totalmente de artilugio. Por dos razones, porque el Fitbit Versa está más enfocado a llevar una vida a sana que a batir récords deportivos; y porque su diseño es netamente femenino. Cierto que se posiciona como Unisex, y es perfectamente utilizable por ambos sexos, pero está llamado a tener más aceptación entre las chicas por la finura de diseño y el uso de aplicaciones que permiten controlar parámetros de la salud femenina como el ciclo menstrual.

Independientemente de quien lo compre, lo cierto es que los weareables son ya una realidad en las muñecas españolas, con una penetración de mercado del 19,5%. Eso es muchísima gente. Según un estudio de Ipsos, España es el segundo país del mundo con más compradores, solo superado por estados Unidos y por delante de Turquía, Singapur y Suiza. De todos los weareables (tecnología que se viste o se lleva encima) los de fitness son los que parten la pana.

Y a estas alturas del partido, con casi uno por cada cinco muñecas, no hace falta explicar por qué. Son cómodos, fáciles de usar, dan información que te motiva a hacer deporte y en muchos casos, como en el que nos ocupa, tiene un diseño que llama la atención y suscita envidias más o menos declaradas.

Ahora bien, ¿cuáles son los puntos fuertes de Fitbit Versa?

1 El diseño. Es un clásico de Ftibit, La compañía californiana lo clavó ya con Ionic y con Alta HR, cada uno en su estilo, pero lo han vuelto a hacer. Queda de maravilla en la muñeca.

2. El precio. Esto es importante para el 99% de la humanidad. 199 euros puede parecer una pasta, pero no lo es para todo lo que incluye. Y es una gran ventaja competitiva sobre sus rivales.

3. El gatito de la pantalla. Hay varias versiones. También existe en perrito, pero nosotros la hemos probado en su versión felina. Se trata de un interfaz que hace que en la pantalla de tu reloj viva un lindo gatito. Si das los pasos convenientes, el gato estará contento y juguetón, si no te mueves un carajo se tirará durmiendo todo el día. Una idea muy chula y muy visual, pero a veces se cuelga. Algo bastante normal en los lanzamientos que previsiblemente mejorará con el tiempo.

4. El control del ciclo menstrual. Ahí no puedo aportar nada, porque me faltan algunos órganos imprescindilbes para probar la app, pero la idea me gusta y entiendo que es útil. Sí os puedo remitir a un análisis realizado por Lady Fitness para Vitónica. Dice que le mola, y no me puedo fiar más de su criterio.

5. El contador de piscinas. Me ha cuadrado los largos a la perfección y también ha sido un buen aliado en mar abierto. Muy contento con las prestaciones del Versa en natación.

6. Facilidad de uso. Da igual si nunca has tenido una pulsera antes, vas a saber manejarlo en 5 minutos. Además, Versa incorpora otros adelantos ya presentes en modelos anteriores como la posibilidad de pagar desde el móvil, escuchar música, monitorización del sueño y una batería que dura aproximadamente 4 días.

Fitbit Versa natacion

¿Y los puntos flojos?

1 No tiene GPS. La gran pega para un ciclista. Lógicamente estará pensado así para reducir el precio, o porque no va enfocado a deportistas como el Ionic, pero muchos vamos a echar de menos esta función. Personalmente, estoy enganchado al Ionic para mis trayectos de ciclismo urbano. Nada más rápido y más cómodo para conocer la distancia recorrida y las calorías gastadas en un trayecto de ciudad. Con la ventaja de que, si se te olvida encenderlo al inicio del viaje, lo puedes hacer en cualquier semáforo con dos simples clicks en un instante.

2. La correa. Cada piel es un mundo, pero si tienes la piel sensible te pueden aparecer ronchones. Es lo que le pasó a mi mujer cuando se lo dejé para que lo probara. Cierto que eso se puede solucionar porque hay diferentes tipos de correas, pero la que viene de serie no nos ha convencido para nada.

3. Los cargadores. El cargador es precioso, pero incompatible con otros modelos. Tengo un Ionic y antes tuve un Alta HR, y cada uno viene con un cargador distinto. Algo que en su día pasaba con los cargadores móviles, que no eran universales y tenías que buscar alguien que gastase tu misma marca (o incluso modelo) para recargarlo. Por suerte, eso ya pasó a la historia. ¿Por qué no hacen lo mismo con los weareables?

4, Las notificaciones. No terminan de funcionar bien. Aunque a mí me parece un tema menor, porque bastantes WhatApp recibo ya al día como para encima llevarlos en la muñeca, a quien le guste estar informado tendrá que esperar un poco para que funcione a la perfección en el Versa.

Veredicto final

En líneas generales es una buena compra. Aunque los más ciclistas echemos de menos el GPS, lo cierto es que tampoco es un dispositivo diseñado para el ciclismo, sino para llevar una vida sana y lucir un reloj bonito. Y en ese punto hay que valorar el precio: tiene muchas cosas para lo que da. Si buscas un regalo con el que sorprender y acertar probablemente ése sea el Fitbit Versa.

bicicleta Fitbit

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies