Hacerte el Camino de Santiago en menos de 24h y caerte en el Obradoiro

Record camino santiago en bici

Por Techo Díaz.- Nos maravillan las gestas de los froomes, roglics y dumoulines, pero el mundo amateur está lleno de hazañas al alcance de solo un puñado de superhombres. Desde los que se dedican a hacer everestings como si no hubiera un mañana hasta los que lo hacen a caballito, pasando por la gesta que hoy nos ocupa: hacerse el Camino de Santiago en menos de 24 horas.

Desde Roncesvalles a la tumba del apóstol hay 751 kilómetros, y el ciclista vasco Mikel Azparren los consiguió cubrir en 23 horas y 51 minutos. El récord anterior estaba en 24 horas y 15 minutos. Lo había conseguido él mismo en el año 2015. Por el medio, varias experiencias con El Tío del Mazo, que le atizó en Logroño este mismo mes de julio, unos días antes de logar el ansiado registro.

Record camino santiago en bici
Foto de La Voz de Galicia

Azparren tiene 47 años de edad y había prometido a familiares y amigos que este sería el último intento por completar la peregrinación en un solo día. Así que, tal como relata La Voz de Galicia, alguno se trasladó hasta la mismísima línea de meta para recibir al ciclista, que entró como una bala en el empedrado del suelo del Obradoiro.

Como si de un contrarrelojista se tratase exprimió sus fuerzas en las últimas pedaladas para dejar el crono lo más bajo posible, consciente como era de que el récord ya no se le iba a escapar.

Pero como bien refleja una reciente campaña publicitaria, el destino es caprichoso, terco y pueril, y  hasta un poco violento. Lo que iba a ser una gran fiesta se transformó en visita al hospital. Uno de los familiares presentes abrazó con tanto ímpetu al esforzado ciclista que este salió por los aires, y acabó con una clavícula rota y hematomas por doquier. Eso sí, el récord era suyo.

Ignoramos cuantas pausas hizo o si pedaleó del tirón, pero de ser así habría rodado a una media 31,2 kms por hora durante un día entero, algo nada desdeñable para un corredor amateur. Un esfuerzo que, eso sí, se preparó a conciencia y que no conviene tomarse a la ligera. El Tío del Mazo es especialmente cruel con quienes se meten en aventuras que les superan dejándose el cerebro en casa.

Esta vez el avieso personaje respetó a Mikel Azkarren y fue el abrazo de un familiar el que le mandó al hospital con una clavícula rota. Pero son cosas que pasan. Los abrazos no son malos y menos cuando son tan merecidos como éste. Descansa y recupérate, campeón. Da gusto leer historias como esta.

caída bici obradoiro
Foto de La Voz de Galicia

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies