Pedales magnéticos, una opción intermedia para la bicicleta

Por el Aguador – Ir con calas o no. Son muchos los ciclistas a los que les cuesta llevar las calas, ya sea por costumbre de no llevarlas o porque han tenido alguna mala experiencia que ha podido con ellos. ¿Quién no ha sufrido la caída tonta las primeras veces al parar y desequilibrarse antes de sacar las calas?

Pues para ellos, o para cualquiera, existen los pedales magnéticos. Una solución intermedia que no transmite tanta potencia al elevar el pedal, pero que aprovecha parte de la potencia de los músculos flexores en el pedaleo, algo que se nota muchísimo sobre el hecho de no llevarlo y perder parte del movimiento circular de las piernas en el pedaleo.

Os acercamos dos propuestas de dos marcas, Magped y MagLock que aún con desarrollos diferentes tienen el mismo principio. Un potente imán en el pedal, y una placa metálica en la zapatilla que se agarra al pedal gracias a los misterios y maravillas del magnetismo. En ambos casos, para sacarlo basta con un movimiento del pie.

  • En el caso de los pedales de Maglock, los pedales tienen como una especie de chapa cuya potencia se puede ajustar según la fuerza deseada (30 o 35 libras), y junto con ellos se vende el accesorio que colocar en las zapatillas SPD. Disponen de un par de modelos a partir de 99 dólares
  • Los pedales de Magped tienen un elemento de imán más pequeño en el pedal, pero también dispone de la posibilidad de integrar imanes con más o menos fuerza. Su coste, parecido a los anteriores, 99 euros.
Pedales magnéticos Magped

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies