Despedida por hacerle una peineta a Trump desde su bici

La ciclista que le hizo la peineta a Donald Trump

Por el Aguador – A Juli Briksman (aquí su Twitter), no le gusta demasiado el presidente norteamericano Donald Trump (¿Sabías que Trump organizó una carrera ciclista?). Le pasa a mucha gente, la verdad, pero no mucha gente se cruza con su caravana presidencial cuando monta en bicicleta. A Juli le sucedió, y cuando los coches de su caravana le adelantaron en una carretera, no se le ocurrió otra cosa más que levantar el dedito haciéndole la archiconocida “peineta”. Era noviembre de 2017, hace un año.La ciclista que le hizo la peineta a Donald Trump

El caso es que el gesto fue recogido por un fotógrafo que cubría el viaje del presidente a Virginia hace algo más de un año, y distribuido por varias agencias. Obviamente, con lo que gusta una buena peineta, no tardó mucho en hacerse viral en medios de comunicación y redes sociales que siempre están ávidas de imágenes relacionadas con el personaje de Trump.

Juli se reconoció en la fotografía y ni corta ni perezosa utilizó la foto en redes sociales (Ahora que la gente sube cualquier cosa, ¡cómo perder semejante oportunidad de ganar unos buenos likes!!) y a la vez, como era empleada de una empresa que tenía contratos con el Gobierno (llamada Akima), decidió informar a sus jefes y al departamento de Recursos Humanos de que ella era la protagonista de la foto. Pocos días después, en Akima decidieron despedirla con la excusa de violar el código de conducta de la empresa.

Si la foto se hizo viral, el despido también lo fue, y se creó una campaña en Internet para recaudar fondos para Juli que consiguió 100.000 dólares muy rápidamente y que ya alcanza, un año después, los 141.000. Juli denunció a su compañía, Akima, por el despido, alegando que en las redes en las que difundió esa foto ella no se identificaba como trabajadora de Akima y que en ese momento estaba disfrutando de tiempo libre, no de trabajo. Y en ello está, intentando defender esa posición ante los tribunales. Veremos cómo acaba…

MIentras tanto, Juli, de 50 años, se está postulando para un cargo público. Hace unos días, The Washington Post informó que Briskman hará una campaña para representar al Distrito de Algonkian en la Junta de Supervisores del Condado de Loudon en las elecciones de 2019 en Virginia, enfrentándose a la repulicana Suzanne M. Volpe.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies