Por el Aguador – «Está todo inventado». Una frase muy recurrente que no podría ser más cierta. Y aquí un ejemplo, el «cycleball», una especie de fútbol sala que se juega montado en bicicleta, con la que hay que tocar y manejar la pelota. Parece difícil, la verdad.

Eso sí, no es un deporte nuevo, sino que como explica la todopoderosa Wikipedia, se juega desde 1893, y lo inventó el alemán-estadounidense Nicholas Edward Kaufmann, y los primeros campeonatos mundiales se jugaron en 1929.

El cycleball, o indoor cycling según la UCI (que es quien rige en este deporte), se juega en un campo de 14 x 11 metros (en competiciones internacionales, en las locales puede ser más pequeño) con una pelota de 17-18 centímetros de perímetro y un peso de entre 500 y 600 gramos. Siempre tiene que haber al menos una mano en el manillar y un pie en el pedal.

Los jugadores completan dos partes de entre 5 y 7 minutos (dependiendo de la categoría), y la actual campeona del mundo es Austria, que lleva tres victorias consecutivas y, por tanto, vistiendo el maillot arco iris que también identifica a los ganadores del campeonato. Y si queréis ver un poco de este deporte, aquí os dejamos este vídeo del campeonato de 2018 que merece la pena ver. ¡Qué envidia de su control de la bici!.