La Última Cena, con Sagan-Dios y Judas Armstrong

ultima cena ciclistas

Por Techo Díaz.- Igual hay que ser muy friki para colgar eso en tu cuarto, pero no me negarán que tiene su gracia. Una composición de la Última Cena que cambia apóstoles por ases del pedal, situando al tricampeón del mundo en el centro y al pérfido Armstrong en el papel de Judas Iscariote.

El cuadro es obra de David Law, que lo vende online precio de 75 libras esterlinas. También se puede visitar -informa el Diario As- en el Musette Café de Aldbury, a unas tres horas en bici de Londres.

Yo no se lo voy a comprar porque no aparece Valverde, algo absolutamente injustificable si quieres reunir a las 13 principales figuras del siglo XXI. Pero me gusta la idea y, si no fuese por la ausencia del tetracampeón de la Lieja-Bastogne-Lieja me parecería una selección razonablemente bien hecha.

Peter Sagan vestido de arcoiris, Vincenzo Nibali, Alberto Contador, Chris FroomeJan Ullrich, Marco Pantani, Lance Armstrong, Mario Cipollini, Mark Cavendish, Fabian Cancellara, Bradley Wiggins, Tom Boonen y Johan Museeuw componen el elenco de apóstoles y divinidades retratados por el pincel de Law.

Última cena ciclistas

 

Si hacemos caso de la interpretación del cuadro, al pinteño Alberto Contador le toca el personaje de Santiago el Menor, que estaría echando un pulso con Andrés, famoso por su cruz en forma de X.

Lance Armstrong interpreta, como no, el papel de Judas Iscariote, brindando con sus dos principales rivales en la carretera, Jan Ulrich y Marco Pantani. Son respectivamente, Simón Pedro y Juan, dos de los apóstoles más importantes de la Iglesia, así que traicionarles no le debería salir nada barato.

Aunque eso es tarea de Sagan, erigido en Dios Todopoderoso en la obra de Law. Una divinidad que parece ajena a todo, brindando feliz con su cerveza y dejando lucir su melena al viento. Mucho más comedido que Boonen (San Judas Tadeo) a quien parece que se le ha ido la mano con el champagne y amenaza con chafarle el brindis al eslovaco pese a los intentos de Wiggins y Museeuw por controlarle. Un tipo simpático este Tom.

Los más aburridos parecen desde luego Cipollini, Cavendish y Cancellara. Conociendo su historial, el italiano debe estar pensando en la marcha que viene después o en alguna mujer despampanante, mientras que Cancellara parece estar enfadado con todo el planeta Tierra.

Lo dicho, falta un murciano para animar el cotarro…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies