Cima inédita en La Vuelta de 2019: El Alto de Javalambre una subida larga y dura

Perfil de la Subida al Alto de Javalambre

Por un Señor de Toledo.- Una vez que ya os hemos presentado el recorrido y las etapas de la Vuelta Ciclista a España de 2019, ahora toca hacer un repaso a uno de los puntos que más interés suscitan en la ronda española, como son las llegadas en alto inéditas, los puertos que, en buena medida, serán jueces de lo que suceda en la clasificación general de la carrera.

Comenzamos con una llegada muy interesante y muy tempranera, ya que los ciclistas la enfrentarán en el final de la quinta etapa de la Vuelta; la subida al Alto de Javalambre, una ascensión larga y dura como vais a poder ver. A eso hay que sumarle que es la primera gran llegada en alto de la carrera con todo lo que ello conlleva. Será el primer gran test de montaña y nos dirá el estado de forma con el que llegarán los principales gallos de la carrera.

Perfil de la quinta etapa de La Vuelta 2019: L´Eliana y el Alto de Javalambre con 165 km
Perfil de la quinta etapa de La Vuelta 2019: L´Eliana y el Alto de Javalambre

Como decimos siempre, en esta primera gran llegada en alto en una vuelta de tres semanas, probablemente no sabremos quién se va a alzar con la victoria final, pero sí quien estará descartado…
Vamos al lío. Quinta etapa de la Vuelta Ciclista a España, que se disputará el 28 de agosto de 2019, con un recorrido entre  L´Eliana y el Alto de Javalambre con 165 km de recorrido y con un final que promete…  El Observatorio Astrofísico de Javalambre, situado en lo alto del Pico del Buitre, en provincia de Teruel. Una subida exigente como podéis ver en el perfil:

Perfil de la Subida al Alto de Javalambre
Perfil de la Subida al Alto de Javalambre

La subida a Javalambre es larga y dura, una subida exigente sin ninguna duda ya que suma 11,8 kilómetros de ascensión con  una pendiente media del 7,3%. Arranca en la localidad de Arcos de las Salinas y llega hasta una altura superior a los 1.900 metros, hasta llegar al observatorio.

Son algo más de 900 metros de desnivel los que tendrán que superar los ciclistas y ojo, porque además la parte más dura de esta subida, como marcan los cánones, son precisamente los cinco últimos kilómetros en los que la pendiente media se mantiene alrededor del 10%, con rampas que llegan al 15% de desnivel.

Con estos datos, creo que queda todo dicho. Sólo nos queda esperar y disfrutar en esa jornada del 28 de agosto del mejor espectáculo ciclista posible, eso ya estará en manos, o mejor dicho, en las piernas y la mente de los ciclistas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies