Por Techo Díaz.- Hace unos días me llegó por varias redes un video que se está moviendo mucho por la red y que recoge las acrobacias de una chica sobre una bicicleta de spinning.

https://www.facebook.com/locurasdelciclismo.es/videos/572667796548633/?v=572667796548633

El video pasa ya del millón de reproducciones y ha generado todo tipo de comentarios, muchos de ellos acertados indicando que lo que hace la chica no es spinning. Efectivamente, no es algo que se deba tomar a la ligera y hacerlo sin preparación solo puede acarrear lesiones y disgustos.

Pero sí que existe algo que se llama ciclismo artístico, prácticamente desconocido en España pero popular en CentroEuropa y en países como Alemania, donde existen al menos 10.000 licencias para realizarlo.

Se podría definir como un aparato más de la gimnasia, o una versión del patinaje sobre hielo. Las reglas son muy similares: durante 5 minutos, en solitario o en parejas los participantes hacen un ejercicio con acompañamiento musical, mientras el jurado toma nota. Al acabar, sacan su cartulinas con puntos y deciden el ganador.

Se realiza sobre bicis especiales homologadas por la UCI, y se compite en pistas especiales de 14×11 metros, con una serie de círculos concéntricos en el medio.

Como sus homólogos sobre patines y suelo, es de una belleza estremecedora. Os dejamos unas imágenes del mundial de 2016 para comprobarlo.

O este otro video de factura más casera, pero que impresiona igualmente por la habilidad de la ciclista. Ignoramos en el primer video,que tanto ha circulado por la red, si la chica estaba practicando para ciclismo artístico o es una simple exposición de habilidades, pero lo cierto es que hay gente realmente hábil con la bicicleta.

Aunque pensándolo bien, hay otra cosa que también debe ser realmente difícil: jurado de uno de estos deportes. Lo he pensado siempre cuando veo natación sincronizada o patinaje sobre hielo, y ahora lo vuelvo a pensar viendo ciclismo artístico. ¿Cómo se hace para no darle un 10 a todos los participantes? A mí me parecen realmente extraordinarios…