La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), ha lanzado al Gobierno (al que entre, suponemos) unas cuantas recomendaciones sobre qué hacer con todos los vehículos que vemos por la ciudad y que no son coches o motos. Es decir, bicicletas (con motor eléctrico, de pedaleo asistido o motor a base de cuádriceps y gemelos), patinetes y demás cosas.

Haciendo un resumen (aquí lo podéis leer entero) y hablando solo de bicicletas:

  • En espacios peatonales (aceras, bulevares, paseos, parques, jardines o calles peatonales) se sugiere prohibir las bicicletas a no ser que haya carriles especialmente dedicados. (Por cierto, que también sugieren que no haya corredores a no ser que la densidad de peatones lo permita)
    • Los menores de 12 años podrán jugar en bicicleta acompañados de adultos a pie siempre que no pasen de 10 km/h y respeten la prioridad peatonal.
  • En carriles de velocidad de 20 y 30 km/h se permitirían las bicicletas si se consigue antes una pacificación real del tráfico (¿mande?)
    • Los menores de 14 años podrían circular en bicicleta y bici de pedaleo asistido por los carriles de 20 km/h
  • En carriles de velocidad de 40 km/h, sugieren prohibir las bicicletas, si bien explican que todo carril 40 debería tener anexo a su derecha un carril 30 donde sí pueden ir las bicis.
  • En el carril bici: La velocidad máxima sería de 20 km/h, y la mínima de 10 km/h. Con prioridad de la bici y la bicicleta de paseo asistido, también se permitiría la bicicleta eléctrica.
  • En las ciclocalles, que son calles ciclopeatonales, se limitaría a 20 km/h el uso de la bicicleta, con prioridad para las bicicletas «normales» y las de pedeleo asistido sobre el resto (incluyendo las bicicletas eléctricas)
    • Los menores de 14 años podrían circular en bicicleta y bici de pedaleo asistido por las calles ciclopeatonales
    • Los menores y las menores, de 15 o más años, podrían circular en bicicleta, bicicleta de pedaleo asistido y bicicleta eléctrica por los carriles de velocidad máxima 30 Km/h
  • Se permitirán caminos escolares en bicicleta acompañados de adultos (también en bicicleta) dentro de espacios peatonales cuando haya espacio suficiente y que cada 3 o 4 niños sean acompañados por un adulto.