Por Techo Díaz.- El campeón del mundo, Alejandro Valverde, ha desvelado ya cuál será su calendario en lo que queda de temporada tras sufrir un edema oseo producido días antes de la Lieja que le ha obligado a perderse el Giro de Italia. Sabido es que, se trate del G.P. Miguel Indurain o las clásicas belgas, el murciano jamás renuncia a disputar una carrera que esté comprendida entre febrero y octubre. Así que no es de extrañar que, perdido el Giro, se apunte ahora al Tour de Francia.

Número 1 del mundo

2018 UCI Road World Championship Innsbruck – Tirol – Men Elite Road Race 258,5 km – 30/09/2018 – Alejandro Valverde (Spain) – photo Dario Belingheri/BettiniPhoto©2018

Aunque eso suponga volver al fallido experimento de la tricefalia: Landa, Valverde y Quintana juntos en la ronda francesa. Cierto que está dicho y hablado que el líder va a ser el colombiano Nairo Quintana, que es además quien ha preparado la carrera a fondo. Por si esto fuera poco, van a contar con la presencia del joven heredero, Marc Soler, quien seguramente también estará ansioso de brillar en la ronda gala.

¿Cómo manejar este polvorín? Tarea ardua para Unzué, todo un maestro en gestionar este tipo de conflictos que en ningún caso van a ir a menos pues Richard Carapaz ya se ha ganado el estatus de estrella y se habla mucho de una posible llegada de Enric Mas a las filas del conjunto telefónico. ¿Un Movistar con 8 líderes para el Tour 2020? Pues tendría su gracia. Así al estilo Ineos pero mucho más indicisplinado.

En cualquier caso, se gestione como se gestione, es una excelente noticia para los aficionados. Primero por ver a rodar a Valverde con su merecedísima prenda arco iris, y segundo porque aumentan las posibilidades de traca. Lo estamos viendo en el Giro. Movistar también sabe jugar a la estrategia y tener un campeón del mundo, vaya o no a luchar por la general, siempre mete miedo en el cuerpo. Algo que necesitamos para que el Tour sea, al menos, la mitad de entretenido que el Giro.

Tricefalia