Por Techo Díaz.- Con las bajas de Froome y Dumoulin, mucho ojos se centran ahora en el flamante vencedor de Dauphine y Lieja, el aclamadísimo Jakob Fulgsang. ¿Será el danés capaz de iniciar un cambio de ciclo, como hizo su compatriota Bjarne Rijs con Miguel Indurain?

Equipo desde luego no le va a faltar, y la mitad es de sangre española. Alexey Lutsenko, Gorka Izagirre, Pello Bilbao, Magnus Cort, Luis León Sánchez, Omar Fraile y Hugo Houle acompañarán al subcampeón olímpico en su primer asalto de verdad a la Grande Boucle.

Astana Tour 2019

Astana es un equipo kazajo, cierto, pero cuatro de los ocho ciclistas que presenta en la carrera más importante del mundo son españoles. Y no de los peores. Bilbao ha firmado un Giro de ensueño y si viene con la mitad de patas va a ser una pesadilla para los Ineos y demás aspirantes a todo. Gorka es aún campeón de España y se la he visto en una forma estupenda en las últimas carreras. Fraile ya ganó una etapa en el Tour el año pasado. Y de Luisle no hay nada que contar, porque hace años que se graduó ya como leyenda del ciclismo.

Si a esos cuatro les sumas el muy bruto Alexey Lutsenko, que acaba de ganar el campeonato nacional contra el crono de las estepas rusas; el rapidídimo Cort Nielsen, que también sabe lo que es ganar en Francia y el joven canadiense Houle te sale un equipo que sí, es peor que el Ineos, pero tampoco tiene porque tenerles mucho miedo.

De hecho, en ellos y en un Movistar que se pareciese al del Giro están puestas todas las esperanzas de los aficionados no franceses de reventar la carrera a los de siempre. Que se puede confiar en Bardet y en Pinot, no digo que no, pero este Astana está diseñado para destrozar la carrera. Los esperamos con ganas.