Por Techo Díaz.- Todo marchaba bien para Mikel Landa a 20 kilómetros de meta. Fulgsang, Pinot, Urán y Porte estaban perdiendo el Tour y el alavés se encontraba en el grupo de los ganadores, entre los que habían pillado el grupo bueno en una etapa que olía a abanicos desde que se presentó el Tour.

Al contrario que tantas otras veces, el Movistar lo había bordado, con casi todos sus ciclistas en el grupo delantero. Y lo que penaban eran otros. Hasta que pasó esto que vemos en la imagen.

Un corredor se aproxima a Mikel Landa y lo embiste. Accidentalmente, claro, pero acabando con todas las opciones de hacer algo grande en la general durante este Tour de Francia. El de Movistar llegó a meta a 2’09» del grupo de los líderes, y eso porque medio equipo paró para esperarlo y le hicieron un trabajo escandalosamente bueno.

Y aunque en un principio se especuló con que Romain Bardet había sido el culpable, el que tiró al ciclista español no fue otro que el campeón de Francia Warren Barguil. Desequilibrado a su vez por el líder de la carrera, Julien Alaphilippe, pierde el control de su bici y choca contra Mikel Landa. El campeón galo ha pedido disculpas en Internet.

Por su parte, y como es lógico, Romain Bardet, reivindica también en redes su no implicación en los hechos.

El que no se ha pronunciado de momento, ni tampoco subió al podium de la clasificación por equipos, es el principal afectado. Seguramente escarmentado tras lo ocurrido en el Giro, donde otra vez otros ciclista, en este caso Simon Yates, le tiró en una rotonda y el alavés hizo unas declaraciones en caliente por las que luego tuvo que disculparse. “El puto Yates, que es un retrasado y va como un loco. Me tiró en una rotonda”, dijo entonces. Unas palabras que ya forman parte de la historia del ciclismo y que en esta ocasión no ha querido repetir.

Pero lo cierto es que el resultado es parecido. Empieza la montaña y el de Movistar ya está desahuciado en la general. ¿Veremos el mismo espectáculo que en el Giro? Muchos firmaríamos por ello, y especialmente Nairo Quintana, que le puede tocar verse en el papel de Richard Carapaz.

La solución, tras la jornada de descanso.