Por Un Señor de Toledo.- Este es uno de esos post que no gusta escribir, pero que sin embargo te ves en la obligación de hacerlo para reconocer los logros de un ciclista que ha sido un gran ciclista  sobre todo ha hecho más grandes a otros. Raymond Poulidor ha muerto a los 83 años de edad en la localidad de Saint-Léonard de Noblat, un pueblo francés muy cercano a la localidad de Limoges, donde ha residido durante casi toda su vida.

Raymond Poulidor en 1968. Foto procedente de /www.cronicabalear.es/

El conocido con apodo de Pou Pou y también el ‘eterno segundo’, un hombre al que le ‘tocó bailar con la más fea’ y no sólo en una ocasión, ya que luchó contra dos de los ciclistas más grandes de la historia de este deporte, Jacques Anquetil y Eddy Merckx. Y por eso decíamos precisamente que es uno de esos ciclistas que ha hecho más grandes a otros, ya que siempre estaba ahí para ponerles las cosas difíciles, para hacerles competir al máximo nivel.

No pasan inadvertidas sus 189 victorias como profesional entre las que destacan la Vuelta de 1964 y siete etapas en el Tour de Francia. Tres veces segundo y cinco veces tercero en la ronda gala hicieron de Poulidor el eterno aspirante a ganar la carrera ciclista más importante del mundo, pero a su vez también le valió para ganarse el cariño del público francés.

Aquí os dejamos este vídeo resumen de Tour del 62 con la rivalidad mantenida entre Poulidor y Anquetil

Ciclista profesional entre los años  1960 y 1977, este deporte siempre recordará a Raymond Poulidor como uno de los grandes, quizá no como un gran campeón del Olimpo reservado para muy pocos, pero sí como un deportista que hizo más grande el ciclismo. Su legado está ahí y parte de ese legado es también su nieto, el ciclista holandés,  Mathieu Van der Poel, uno de los jóvenes corredores que está asombrando al mundo y que tiene un futuro alentador por delante.

Descanse en Paz Raymond Poulidor.