Por Techo Díaz.- Los franceses miembros del Jurado del Velo d’Or ya han dado su veredicto. El mejor ciclista de 2019 fue Julian Alaphilippe. El galardón, otorgado por la revista Velo Magazine, distingue desde 1992 al mejor ciclista del año, reconocimiento que el año pasado recayó en Alejandro Valverde.

Y no les confunda el encanbezamiento del post, no es un premio en absoluto chauvinista. El ciclista de Deceunink es el primer francés en conseguirlo desde que se creó el trofeo, y el país en el que más veces ha recaído ha sido en España (2 veces Indurain, 4 Contador y 1 Valverde). No podemos, por tanto, acusarles de barrer para casa, aunque habrá gran parte de la afición que piense que el premio debería haber sido para Egan Bernal, campeón del Tour con solo 22 años, o para Primoz Roglic, número  1 del UCI World Ranking y ganador de la Vuelta, la Tirreno y Romandía.

Y es que, realmente… ¿quién ha sido el mejor ciclista masculino de 2019? No es fácil decidir en un año como éste, pero lo bueno de los Premios El Tío del Mazo es que no nos corresponde a nosotros hacerlo, sino que son los lectores quienes lo determinan con sus votos.

Y otra vez más, con premio. Sorteamos entre todos los participantes un maillot premium de nuestra colección.

Aunque son de sobra conocidos, un breve repaso para recordar sus méritos. ¡Y que gane el mejor!

Egan Bernal

Ha ganado el Tour con 22 años. Podría parar aquí, porque la hazaña es suficientemente garnde para dejar bocas a cualquier aficionado al ciclismo. Hace 5 años nadie se lo hubiese creído. Pero es que además el colombiano, a diferencia de otros compañeros que le precedieron en el cargo, ha luchado hasta la parte final de la temporada, brillando en las clásicas italianas, venciendo en Gran Piamonte y quedando tercero en Lombardia. Antes del Tour había ganado el Tour de Suiza y la Paris-Niza. Impresionante.

Mejor ciclista 2019

Julian Alaphilippe

Hizo soñar a toda Francia con el triunfo en el Tour. Ahí es nada. Pero es que además estuvo a punto de ganarlo, rodando un punto por encima de todos los demás, con piernas y con valentía, y ganando nada menos que la contrarreloj de Le Grande Boucle.

Había ganado antes la Milan-Sanrremo, la Flecha Valona, la Strade Bianche y etapas en Dauphine, Tirreno y País Vasco. De clasicómano a generalófilo, «el sucesor» de Valverde vale para todo. Le quedan muchos años de gloria, pero, sin duda, 2019 ha sido uno de ellos.

Primoz Roglic

Gran salto del saltador en el año que concluye. Ser número 1 de la UCI en el año en que tantos han brillado lo resume todo, pero es que ha sido de largo el mejor hombre en clasificaciones generales de 2019. Ha ganado casi todo lo que ha corrido. Vuelta, Tirreno, Romandía y Tour UAE. Solo el Giro -donde acabó tercero- se le hizo largo. Pero antes arrasó en las dos contrarrelojes.

Y su temporada no ha sido corta. Tuvo tiempo de brillar en las clásicas italianas de final de temporada, donde se anotó el Giro de Emilia y los Tres Valles Varesinos. El año que viene compartirá equipo con el gran desaparecido de 2019, Tom Dumoulin. ¿Quién será gregario de quién? El morbo está servido para entonces.

Richard Carapaz

Brilló hasta la extenuación en el Giro de Italia, derrotando nada menos que al mismísimo Primoz Roglic. A partir de ahí fue un completo desaparecido. Si existiese el premio a la mejor media temporada estaría muy bien posicionado para ganarlo. Pero lo del Giro fue tan grande que no se le puede obviar en esta lista.

Jakob Fulgsang

Impresionante lo del danés. Se marcó un duelo con Alaphilippe en las Árdenas que quedará para la historia -aunque por el camino se les cruzase Mathieu van der Poel o quizá por eso- que terminó en final feliz para el de Astana. Triunfo en Lieja-Bastogne-Lieja, la decana. Rizó el rizo en Dauphine y, aunque el Tour se le atragante, volvió a brillar en la Vuelta con una victoria de etapa. Y no paró en toda la temporada, abanderando a su equipo en el espectacular duelo que mantuvieron con Deceunink gran parte de la temporada. Perdieron, sí, pero qué manera de perder.

fulgsang lieja 2019