Por Un Señor de Toledo.- Si hace unos cuantos años nos dicen que el Ciclismo y la Fórmula 1 iban a tener intereses en común e iban a compartir instalaciones, desde luego nos habría parecido una broma digna del día de los Inocentes. A día de hoy esta es una cuestión que se está convirtiendo en algo más que habitual y recurrente.

Tres equipos ciclistas de la máxima categoría cuentan, según las noticias que han ido llegando en los últimos días, con acuerdos de cooperación con otras tres escudería del ‘gran circo’ para esta temporada 2020. Hay intereses comunes y con la aerodinámica como principal campo de trabajo, tanto para el ciclismo y mucho más para la F1 el uso del túnel del viento se convierte en una herramienta fundamental.

Bharein y Mclaren posan juntos

Tres equipos ciclistas asociados con tres equipos de Fórmula 1: Ineos, Bahréin e Israel Start Up llegan acuerdos de colaboración con Mercedes, McLaren y Williams, respectivamente. Y por supuesto, los galones son los galones y el equipo más fuerte de la Fórmula 1 actual colaborará con el equipo número uno del ciclismo actual, la dupla de ‘capos’: Mercedes-Ineos.

Bahréin por su parte, se asocia con McLaren por razones estratégicas obvias, dado que el capital que sustenta a estos equipos, no vano, la escudería lleva en su nomenclatura lo lleva implícito Bahréin-McLaren.

Y el tercer equipo ciclista en discordia, el nuevo Israel Start Up se asocia con uno de los grandes de la historia de la F1, Williams, pero que ahora no está precisamente en sus mejores momentos, todo lo contrario, ya que está a la cola de la parrilla.

Quién nos lo iba a haber dicho hace unos años…  Ciclismo y Fórmula 1 unidos para sacar el máximo partido a los túneles del viento, imprescindibles para el desarrollo y la optimización de algo tan importante para ser más rápido como la aerodinámica.