Por Un Señor de Toledo.- Un elemento generalmente de ocio de deporte como es la bicicleta para una gran parte de nosotros, para otras personas y en concreto niños y jóvenes de Senegal, se convierte en un elemento muy valioso para mejorar o en algunos de los casos, tener acceso a una educación.

Estos jóvenes ya tienen sus nuevas bicicletas en el nuevo proyecto inaugurado el pasado sábado

Esto, junto a la integración de jóvenes y no tan jóvenes, junto a proyectos de desarrollo a través del uso de la bicicleta es lo que hace la organización bicicletas sin fronteras, de la que ya os hemos hablado en alguna ocasión.  Y es un placer recibir noticias, además buenas noticias sobre su actividad. Sin ir más lejos, el pasado sábado, vio la luz otro de los proyectos en los que han estado trabajando en los últimos meses, según nos han contado desde bicicletas sin fronteras.

Acto de inauguración de bicicletas sin fronteras

Y es que tuvo lugar la inauguración en un tercer instituto de la puesta en servicio de 60 bicicletas, con taller incluido para hacer las reparaciones oportunas, la zona habilitada para el parking de las mismas y un hangar para poder resguardar. Una bicicletas que van a mejorar y mucho la vida de al menos 60 niños y niñas que van a acudir a recibir sus clases con mucha más asiduidad,  llegarán menos cansados al no tener que andar kilómetros desde sus casas a la escuela, lo que conlleva un aumento del rendimiento escolar, y como no, de la felicidad de estos niños que ven cumplido un sueño al poder disponer de una bicicleta.

Las nuevas 60 bicicletas que están ya en servicio

Enhorabuena por este nuevo proyecto que ve la luz. Igualmente os avanzamos que estamos mano a mano con los compañeros de esta organización y de Bikefriendly para, en breve, poder anunciaros una nueva iniciativa para sacar sonrisas con bicicletas… Atentos al Tío del Mazo….