Por Un Señor de Toledo.- La duda acerca de qué bicicleta adquirir es una de las cuestiones a las que se enfrentan los que han decidido comprar una bicicleta, pero no tienen muy claro de qué tipo la queremos o cuál nos será más útil, dependiendo de nuestras necesidades. Ahora esta duda está más en ‘boga’, dado que ha irrumpido con mucha fuerza un tipo de bicicletas que hasta hace poco tiempo eran grandes desconocidas para el público general. Hablamos de las llamadas bicicletas gravel.

ejemplo de bicicleta gravel

Este tipo de bicicletas han aumentado sus ventas exponencialmente en EE.UU y la tendencia parece que se está exportando a Europa, donde cada vez ganan más terreno con respecto a las MTB y sobre todo con las denominadas ‘de carretera’.

En este post vamos a explicaros las principales diferencias y las ventajas que ofrecen los modelos de bicicletas que aparentemente son muy parecidas, pero con características bien diferenciadas: Las gravel y las de carretera.

BICICLETAS GRAVEL

¿Qué es la ‘gravel’ y por qué es la bicicleta con más proyección actualmente, sin contar con las eléctricas, ahí entramos en otro tipo de cuestiones?

Las ‘gravel’ para entendernos a groso modo, son un paso intermedio entre la bicicleta de carretera y las MTB.  Su presencia y estética recuerdan mucho a la bicicleta de carretera, pero con especificaciones bastante marcadas.

Son bicicletas que proceden o se derivan del ciclo cross, pero con una proyección para su uso en larga distancia, algo menos competitivas, pero más cómodas en su rodaje. Su estructura está pensada para rodar de manera más cómoda y no tanto pensando en factores como la aerodinámica, por eso cuenta con vainas más largas que las de carretera. Una cuestión muy importante es el amplio abanico de neumáticos que permiten montar este tipo de bicicletas, con grosores desde 30-40c, con tacos más o menos marcados o más lisas, el abanico es importante.

  • La principal ventaja que ofrece una gravel es sin duda su polivalencia y versatilidad. Estas son sus principales bazas ya que te puedes enfrentar a casi cualquier tipo de terreno, excluyendo los senderos y rampas que sólo son accesibles para una MTB. Pista, carreteras, caminos, senderos son muchas piedras… todo estará a tu alcance con una gravel, y ahí radica, en nuestro criterio su principal ventaja respecto a una bicicleta convencional de carretera.
  • Comodidad en el rodaje. La geometría y disposición de la gravel hace el rodaje más cómodo, por lo que por un lado, permite un uso más cicloturista y por otro permite también estar más tiempo encima de la bicicleta.
  • Bicicletas más resistentes. Las gravel cuentan con cuadros más pesados, pero más resistentes que las de carretera (sobre todo las más ligeras de carbono). Tanto el cuadro, como las ruedas y el resto de elementos de la gravel aguantan más y mejor los golpes, las piedras en el camino, el barro acumulado, etc.
Gravel con ruedas de tacos

Gravel con ruedas de tacos

  • Mejor frenada y mayor control de la bicicleta. La gravel viene equipada con frenos de disco, por lo que ofrece mejor frenada que las de carretera con frenos de zapata convencional. El control de la bicicleta también en mayor y permite un mejor manejo y más libertad para la diversión en la conducción.
  • Más aptas para viajar y portar bultos. Este es otro de los elementos más destacados de la gravel que ofrece unas mejores condiciones para el cicloturismo y hacer viajes con bultos acoplados a modo de alforjas o maletas. La gravel por tanto es muy apta para el llamado ‘Bikepacking’ y los formatos más ‘aventureros’.

BICICLETA DE CARRETERA

Frente a la gravel, tenemos a la tradicional bicicleta de carretera, o también llamada popularmente ‘de carreras’ y es que esta denominación nos da muchas pistas acerca de sus ventajas principales.

ejemplo bicicleta de carretera

Ejemplo bicicleta de carretera

  • Velocidad en el rodaje. Sin duda son la principal baza de estas bicicletas que son las más indicadas para ir rápido, ahí no tienen ninguna competencia. Su geometría mucho más aerodinámica, sus materiales más ligeros e incluso los desarrollos son los más indicados para ir rápido y para la competición.
bicicleta de carretera de las denominadas 'aero'

Bicicleta de carretera de las denominadas ‘aero’

  • Ligereza y aerodinámica. La bicicleta de carretera es sin duda la más ligera y la más aerodinámica. Eso tiene una clara contrapartida y es que va en detrimento de la comodidad del ciclista. Igualmente, su ligereza las hace las más propicias para afrontar subidas (siempre en terreno asfaltado) ya que nos ofrecen una reducción de peso que con los kilómetros se deja notar y mucho.
  • Estética y belleza plástica. Y es que no hay bicicleta más bonita que una buena bicicleta de carretera, aunque sobre gustos no hay nada escrito, nos atrevemos a afirmar que en este terreno ganan por goleada a las gravel. Todos sus elementos unidos, sus formas aerodinámicas, ruedas con perfil, son elementos que aumentan la belleza de estas máquinas.
  • Son las más adecuadas para rodar en grupo. Si sales por carreteras con amigos, con tu club o con la grupeta, para rodar en grupo también es la bicicleta que mejor se adapta a este formato, para protegernos del viento, para rodar más rápido y para no perder comba con el resto de ciclistas, la bicicleta de carretera es la más adecuada.
Bicicleta de carretera de las denominadas escaladoras

Bicicleta de carretera de las denominadas escaladoras

La decisión final desde luego es del cliente y nuestro consejo es mirar, sobre todo, el uso que le queremos dar a nuestra nueva bicicleta y sobre ello decidir. Es decir, la primera pregunta que tienes que hacerte es para qué quiero la bicicleta,  y dependiendo de esa respuesta, tu decisión será más adecuada y fácil de tomar. Atendiendo a las características y virtudes de cada una de ellas, seguro que te será más fácil tomar esta decisión.