Por Un Señor de Toledo.- Con tan sólo 20 añitos y un inicio de año espectacular, el joven ciclista belga está impresionando e incluso intimidando a los que puedes ser sus grandes rivales en esta temporada, a los mismísimos capos de los grandes equipos. Efectivamente, hablamos de Remco Evenepoel, que no sólo se ha llevado la general de la Volta al Algarve por delante de corredores de tanto peso como Miguel Ángel López, Dan Martin, Vincenzo Nibali, Greg Van Avermaet, Michal Kwiatkowski o Geraint Thomas; sino que lo ha hecho a lo grande.

Evenepoel celebrando su victoria en la general de la Volta al Algrave

Estamos al inicio de temporada y los grandes corredores están afinando su preparación, eso es muy cierto, pero también no podemos perder de vista que el joven belga, que no sólo venció a casi todos los gallos en etapa reina del Algarve, con final en el Alto da Fóia; sino que también se mostró intratable en la contrarreloj individual, donde se impuso los grandes especialistas como Rohan Dennis o Stefan Küng.

Evenepoel venció también en la crono del Algarve

Evenepoel venció también en la crono del Algarve

El ciclista del Deceuninck es el corredor que más victorias acumula en lo llevamos de temporada. Su preparación indica que quiere llegar a tope a la cita con  las clásicas de primavera, dónde todo apunta que estará en la terna de favoritos en estas pruebas de un día. Si miramos un poco más adelante, Evenepoel está en la lista de los que serán de la partida en el Giro de Italia, su primera gran vuelta por etapas, y repetimos, con tan sólo 20 añitos.

Mucho y muy bien se está hablando del belga, tanto que se le está llegando a poner la etiqueta se ser el heredero del que ha sido el mejor ciclista de todos los tiempos, su compatriota, Eddy Merckx… Con estas afirmaciones hay que tener mucha prudencia, y no seremos nosotros los que nos sumemos ya a este carro, todavía es muy pronto y Merckx es mucho, muchísimo Merckx. El tiempo dirá, porque esta etiqueta puede ser incluso perjudicial para el joven ciclista. El tiempo dirá, no obstante la progresión de este corredor es tan brutal que, incluso intimida.