Por Techo Díaz.- Hoy es uno de los temas de debate en las redes sociales, los grupos de WhatsApp y quizás hasta en alguna terraza. En los territorios que se encuentran en la Fase 1 de la desescalada (el 51% de la población) puedes atravesar una provincia para pedirte un cubata, pero no salir de tu municipio montando en bicicleta.

No es en todos los sitios igual. En Euskadi, territorio donde siempre se ha mimado mucho a la bicicleta, puedes moverte por los territorios colindantes a tu municipio, pero es la excepción. En el resto de territorios de la España parcialmente desconfinada no puedes salir de tu término municipal, y en las ciudades de más de 5.000 habitantes -la gran mayoría- debes hacerlo por franjas horarias.

Este hecho contrasta con el libre movimiento de personas dentro de una provincia e isla para dirigirse a los bares. En Badajoz, por ejemplo, puedes cogerte el coche en Bohonal de los Montes para irte a tomar el aperitivo a Valencia del Monbuey. Son 4 horas de coche y 317 kilómetros según Google Maps, pero puedes hacerlo. Si vas en bici  y no estás federado, tendrás que dar vueltas en tu término municipal. La cuestión ha dado para no pocos chascarrillos.

Fase 1 ciclismo

 

En redes sociales, uno de los primeros en comentarlo ha sido el ciclista mallorquín Xavi Cañellas, del Caja Rural, que ha generado una ola de comentarios sobre la medida. Y es que la cosa da para pensar, ¿puedo ir a tomar un café a otro municipio en bici si la uso como medio de transporte? ¿En qué momento se establece la frontera entre uso deportivo y como medio de transporte legalmente habilitado para moverse en la provincia?

https://twitter.com/Xavicanellas/status/1259797358222741507

Por su parte, la Federación Española de Ciclismo aclara en un comunicado su total desacuerdo con estas medidas y aclara que seguirá reclamando a las autoridades competentes que se permita a los ciclistas la práctica deportiva dentro de cada provincia y sin horarios para facilitar el entrenamiento de manera segura y eficaz.

La lógica indica que se irán dando pasos en los próximos días, quizás en la línea de los que ha hecho el País Vasco, pero es pronto para saberlo. De momento no queda sino esperar y seguir acatando las instrucciones por extrañas que parezcan. Y desde luego, no cogerle manía a los bares, que, al menos en una vida anterior que ahora parece muy muy lejana, siempre habían sido un lugar fantástico para terminar la ruta.

Fase 1 ciclista

Ojo, la foto es de archivo. ¡¡Es de 2018, mucho antes de la pandemia!! 🙂