Valverde se plantea seguir compitiendo en 2022

Son palabras dichas en caliente, pero son palabras dichas, al fin y al cabo, Las de un hombre que se mueve por sensaciones y que, tras su tercer puesto en la Flecha Valona 2021 con casi 41 años, se plantea seguir en el pelotón una temporada más.

En la entrevista posterior a la carrera, Alejandro Valverde, aseguró no saber si éste será su último año o si seguirá corriendo una temporada más.

Fuerzas desde luego no parece que le falten tras brillar una vez más, y de qué manera, en su carrera talismán. El murciano fue tercero tras su natural sucesor, Julian Alaphilippe, y el estratosférico Primoz Roglic. Solo un campeón del mundo y el número 1 de la UCI fueron capaces de batir al veterano corredor de Movistar.

Valverde acera

Valverde protagonizó una de las imágenes del día -y del año- al tener que subirse a una acera para ganar posiciones de cara al sprint final en el Muro de Huy. Llegó mal colocado al kilómetro que le ha visto levantar los brazos 5 veces y ha forjado gran parte de la leyenda. Con todo, remontó cerca de 40 posiciones y solo pudo ser batido por dos de los mandamases del ciclismo mundial, el «nuevo Valverde» y el hombre que lo quiere ganar todo.

Lo de la acera, con todo, no deja de ser una anécdota. Alejandro Valverde puede ganarlo casi todo, pero no al punch de los dos uphill finishers mejor preparados del momento. Siempre estará un punto por detrás de estos dos superhombres, mucho más jóvenes que él. Pero es que ha estado por delante de Woods, Chaves, Carapaz, Pidcock, Schachmman, Gaudu…

Veremos si lo de Valverde es un calentón o realmente se plantea seguir. Desde luego, tiene muchas formas de hacerlo. Tom Boonen, leyenda en esto de ganar sobre el pedrusco, se retiró tras su última Roubaix, en la que hizo decimotercero. Un año antes había hecho segundo.

Cadel Evans se retiró en febrero de 2015, tras correr las carreras de su país y la clásica que lleva su nombre. Es decir, no todo el mundo se retira al final de año. Los grandes ciclistas (solo los muy grandes en realidad) tienen el privilegio de disputar carreras que han sido muy importantes para ellos, como Boonen con la Roubaix o Evans con las australianas.

Y Valverde ha sido -está siendo- muy grande en el tridente de las Ardenas. Quizás sea allí, en 2022, donde debería poner punto final a su carrera, ganando su sexta Lieja. Vale que antes debería ganar la quinta el domingo y que todo esto es harto improbable, pero sería, no lo duden, un bonito final.