Ramón Bilbao organiza rutas en bici para conocer sus viñedos

Seguramente, muchos de los lectores del blog han visitado alguna vez una bodega. El enoturismo hace tiempo que dejó ya de ser un patrimonio de los frikis del vino para convertirse en una actividad popular. Da igual lo mucho o poco que te guste el vino, conocer su historia, su forma de elaboración y sus variedades es parte de nuestra cultura y una de las actividades que más están impulsando el turismo interior.

Hay experiencias de todos los tipos. Tratamientos de belleza inspirados en el vino, edificios diseñados por Calatrava o Gehry, noches entre viñedos, spa o bodegas con cuadros de  Goya, El Greco, Zurbarán, Murillo, Sorolla o Velázquez.

Pero lo que sin duda llamará más la atención de los aficionados al ciclismo es la posibilidad de pasear entre viñedos en bici

viñedos bici

La imagen parece idílica, pero es que la experiencia quizás lo sea. Por lo menos, es una forma diferente de recorrer una bodega y, a quien le guste, juntar dos pasiones: el vino y el ciclismo.

La propuesta parte de Ramón Bilbao, una conocida bodega que, solo en sus en sus instalaciones de Haro (La Rioja), recibió más de 4.000 visitas en el año 2019. Allí se organizan rutas en bicicleta eléctrica para conocer los paisajes de viñedo del municipio de Haro. Los ciclistas, en estos recorridos, están acompañados por un guía que les explicará los secretos del cultivo de la vid y de la naturaleza y el entorno histórico que rodea los viñedos. La visita cicloturista incluye picnic y degustación en bodega. La experiencia dura 5 horas.

La actividad incluye el alquiler de la bicicleta y el casco, el seguro de responsabilidad civil y un almuerzo individual en viñedo maridado con vinos de Ramón Bilbao, además del guía especializado y el recorrido panorámico por los paisajes de viñedo de la Rioja Alta. Su precio es de 76 euros/ persona y se puede reservar en su página web.

Desde allí nos recomiendan realizarla entre los meses de mayo y octubre, ambos incluidos, ya que en ese período el viñedo muestra su esplendor (brotación, trabajos en viñedo, maduración, vendimia, agostamiento del viñedo…) y además las temperaturas son más agradables para desarrollar una actividad al aire libre.

Otras bodegas

Ramón Bilbao no es la única bodega que organiza actividades de este tipo. También se puede hacer una ruta en bicicleta por el Penedès, seguido de una cata de 5 vinos J. Miquel Jané elaborados en la bodega y avalados por prestigiosos premios internacionales. En este caso es una bicicleta convencional y tiene un coste de 40 euros/persona.

En Colmenar de Oreja (Madrid) se organizan rutas guiadas en BTT  que incluyen visita a bodega, cata de vino, comida y garaje para bicicletas. Cuestan 25 euros/persona pero no incluyen la bicicleta.

Cada una tiene su estilo, pero lo cierto hay que experiencias similares en Murcia, Valladolid, Jerez, Rioja y Cataluña. Una forma distinta,  sin duda, de hacer enoturismo.

enoturismo en bici