Por Techo Díaz.- ¿Es Vincenzo Nibali el virtual ganador del Giro de Italia 2013? A falta de cuatro días de competición, aparentemente sí. Goza de una ventaja más que confortable, se defiende contra el crono y tira como el que más en la montaña. Además, las bajas de Wiggins y Hesjedal, últimos ganadores de Tour y Giro respectivamente, parecen jugar a su favor.

Pero como dicen en Italia, o dirían si tradujesen literalmente nuestro sabio refranero, non è stato vendutto tutto le pesce. Las pescaderías están llenas de pequeños colombianos con hambre de títulos o seres inmortales de las antípodas sin fecha de caducidad. Y lo que es peor de todo, El Tío del Mazo espera ansioso en las cimas de Val Martello y Lavaredo a los sicilianos que van por ahí vestidos de rosa y sin equipo. Sabe que, precisamente ahí, es dónde más duelen los mazazos. Como tampoco dicen en Italia, fino la coda tutto è toro.

Así que, por qué no, vamos a hacer un ejercicio de ciclismo ficción e imaginarnos, por un momento, que Vincenzo Nibali no llega a Milán vestido de rosa. Teniendo que en cuenta lo desaprovechadísima que ha estado la carrera por las grandes cadenas de televisión es ya casi lo único que nos queda a los aficionados españoles.

Equipo ciclista Movistar
Igual los del Movistar se escapan en grupo para ganar todas las etapas que quedan

A no ser, claro está, que Movistar siga en plan acaparador y decida ganar las cuatro etapas que quedan para sumar a las cuatro que ya tiene y sumar ocho en su casillero final. Eso sí, que luego no se extrañe si el resto de equipos le hacen el vacío y no quieren volver a correr contra ellos. Que una cosa es ganar y otra lo que está haciendo la escuadra telefónica. Esperemos que la edición rosa del iPhone conmemorativa del Giro 2013 no se haga esperar para los muchos fans de esta escuadra que ya era grande en tiempos de Perico Delgado.

Pero volvamos a lo que nos ocupa. Vincenzo Nibali tiene ahora 1’26” de ventaja sobre Cadel Evans, 2’46” sobre Rigoberto Urán y 3’53” sobre Michele Scarponi. Es el principal favorito, pero mal haría en confiarse. Tiene por delante muchas montañas y un rival que, dicen en su tierra natal, tiene más traca que el demonio de Tasmania. Bueno, ya sabéis, la típica rivalidad entre Tasmania y Australia.

De Cadel Evans sólo podemos decir que nunca deja de sorprendernos. Se le ha enterrado cientos de veces y el tipo sigue empeñando en seguir luchando por grandes vueltas al menos hasta que Jordi Hurtado deje de presentar Saber y Ganar. Es eterno, incombustible y constante y, si fue capaz de ganar un Tour con 34 años, nadie debería descartar que fuese capaz de ganar un Giro a los 36. Los pactos con el diablo influyen mucho en estas cosas, y la patente no la tienen los sicilianos.

Las tres cimas de Lavaredo pueden decidir el Giro

Luego están los colombianos, que la pueden liar parda. En cualquier momento echan ácido clorhídrico encima de sulfato de cloro, se crea una reacción que flipas y empieza a salir gas amarillo por todas las montañas. Y entonces a ver quién los detiene sin equipo.

Se dice que este es el año de los colombianos y desde luego están dando que hablar. Rigoberto Urán no renuncia a nada y tiene a Sergio Henao y casi todo el Sky para echarle una mano. Un equipazo que venía para ayudar a ganar el Giro a Bradley Wiggins y que no tiene porque irse de vacío. Y además está Betancur, que no corre en el mismo equipo y que aparentemente no tiene opciones en la general (séptimo a 5’15”) pero sí dinamita en las piernas para volar todos los Apeninos.

Luego ya, la conjunción de los astros, que a veces se alinean con las destilerías DYC y dan sorpresas cuando parece que ya está todo decidido. Gestas como esas ya casi no se ven en ciclismo, pero a veces, sólo a veces, algún loco ataca a 50 kilómetros de meta cuando ni siquiera las cámaras de televisión están filmando. Y entonces es cuando Nibali, o el Nibali de turno, pierde el Giro de Italia.

Lo más probable es que no pase, pero si les gusta el ciclismo no les aconsejo perderse ni un minuto de las cuatro etapas que faltan para llegar a Milán. Mañana empieza lo bueno.

 

 

 

Personaliza ahora tu maillot

Compartir:

Otros artículos que te pueden interesar

Personaliza ahora tu maillot

¿Tienes un club al que quieras personalizar tu equipación? ¿Eres de los que tiene su propio estilo? Aquí podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Decirnos vuestra propuesta y sólo tendréis que ponéroslo!

Menú

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar